Deportes

Mascherano contó intimidades del fracaso en Rusia

Descartó volver al fútbol argentino porque en China disfruta del fútbol "como nunca antes". Y reveló intimidades de Rusia: "Algunos no estábamos en el nivel que la Selección requería".

Aquel 30 de junio de 2018, Javier Mascherano se paró delante de sus compañeros y habló. Les dijo que lo mejor era que se fueran en silencio. Que él, aprovechando que se retiraría, contestaría las preguntas de los periodistas. Lucas Biglia, consciente de que también ese partido con Francia había sido su último con la Selección, lo acompañó. Así fue como Lionel Messi, el capitán de aquel equipo, se fue en silencio. Silencio que mantuvo hasta hace unos días, cuando contó que seguirá intentando ese título esquivo con Argentina.

"No solo se lo dije a Leo, lo dije de manera grupal. Lo mejor era no hablar en ese momento. Sobre todo teniendo en cuenta que yo me iba. Lucas (Biglia) de hecho también se iba y era mejor que tomáramos la palabra los que nos íbamos", rememoró Mascherano en una entrevista con Estudio Fútbol (TyC Sports) en la que revivió los momentos más duros que atravesó el equipo de Jorge Sampaoli en Rusia, durante el último Mundial.

Uno de esos instantes se transformó en una foto: en ella se veía a Mascherano chalando con Sampaoli en un entrenamiento antes del partido con Nigeria, el último de la fase de grupos.

"Siempre mantuvimos el respeto por la figura del entrenador pero estábamos en una situación límite y de buena gente, de gente que quiere lo mejor, explicamos las dudas que tenía el plantel para llegar a un punto de acuerdo y disipar dudas, porque íbamos a jugar contra Nigeria un partido trascendental porque nos quedábamos afuera en primera ronda y con Messi, que no era un detalle menor y hubiera sido un fracaso aún peor", explicó más de nueve meses después.

"Pero en ningún momento -siguió- el entrenador dejó de ser entrenador, él decidía y armaba el equipo". Y sobre el famoso planteo contra Francia con un "falso" 9, remató: "No soy el entrenador, no sé si fue razonable o no. Puedo ser un burro jugando al fútbol, pero vigilante nunca".

Coincidiendo con las recientes declaraciones de Biglia, Masche opinó que no estuvieron "a la altura" de un Mundial. "Está claro que no estuvimos a la altura, el tema es quién lo estaba, es difícil saber eso. Los responsables somos los jugadores. No estuvimos a la altura en el Mundial de Rusia. Algunos no estábamos en el nivel que la Selección Argentina requería", confesó.

Entonces, consultado también por la reciente entrevista realizada a Messi, el volante del Hebei Fortune chino salió a defender a su excompañero en el Barcelona y la Selección.

"Escuché las declaraciones de Leo. Está claro que sobre todo él ha venido aguantando los últimos 10 años de todo. Se han dicho cualquier tipo de barbaridades, de que no canta el himno hasta que va a jugar por un sponsor, una locura. Si hay alguien que siempre ha ayudado a los compañeros, se ha comportado como un líder dentro del grupo es él. Siempre están intentando buscarle cualquier cosita para pegarle. Al final, hablaban de que tenía que volver y cuando vuelve también es problema. Siempre es un problema. No estoy en la piel de él pero me imagino que debe estar cansado. La crítica no es en cuanto al juego, y ese es el problema. La crítica a Messi no es futbolística, es amarillista", argumentó.

"No me lesiono más desde que tengo continuidad"

En enero de 2018, Mascherano tomó una decisión trascendental: dejó el fútbol competitivo y se mudó a China para jugar en el Hebei Fortune. "Durante mi primer año en China tuve la cabeza en el Mundial. Ahora estoy más tranquilo, disfrutando el fútbol como nunca antes. No me lesiono más desde que tengo continuidad. Y volví a jugar de mediocampista central, que es la posición en la que siempre he disfrutado jugar", resaltó desde el otro lado del planeta.

Esa tranquilidad, justamente, es la que lo aleja del fútbol argentino, pese a los rumores que lo vinculaban con el Estudiantes de Gabriel Milito. "De momento no tengo pensado volver. Tampoco tengo mucha idea lo que haré a futuro. Cuando se acerque la fecha, veré qué hago. Hablo mucho con Gaby porque me une una amistad desde la Selección y Barcelona pero de momento no hay nada concreto. Es cierto que hablamos mucho de fútbol y no en este caso en particular pero en algún momento me hizo saber que si había alguna posibilidad de que volviera a la Argentina a jugar él estaría encantado de contar conmigo".

"Estoy muy tranquilo acá y disfrutando de una etapa de mi vida en la que ya no hay más Selección ni se juega en el alto rendimiento cada tres días. Disfruto más el fútbol, con una tranquilidad que nunca tuve. Y tengo muchísimas ganas de seguir jugando", agregó.

Sabe de lo que habla Mascherano. "Durante 13 o 14 años jugué cada tres días, por eso digo que estoy relajado ahora, tengo más tiempo para estar con mi gente, soy como otra persona. Me tomo las cosas de otra manera porque ya no vivo envuelto en ese ambiente de tanta tensión de jugar en el alto rendimiento. Pero no porque la Selección haya sido una carga. La Selección nunca fue una carga para mí, el día que sentís eso es difícil seguir", comentó.

Por eso, les dejó un mensaje a los compañeros, como Messi, que seguirán intentándolo: "El que se siga con fuerzas de seguir intentándolo lo tiene que hacer porque Argentina tiene muy buenos jugadores y el recambio tiene calidad. Tarde o temprano se le dará el título".

Fuente: Clarín