Política

El peronismo de Morón ya tiene su casa y va por un triunfo en octubre

Después de 30 años sin un lugar físico concreto, Jorge D'Andrea logró reabrir la casa del Peronismo en Moron. A menos de 500 metros de la oficina del intendente "amarillo" Ramiro Tagliaferro, D'Andrea conversó con 24con.com sobre la difícil tarea de "re unir" el rompecabezas peronista en el distrito y alcanzar la unidad para derrotar al macrismo.

Por: Daniel Olivera 

Jorge D'Andrea es como Ricardo Bochini. Toda su vida defendió una misma camiseta y está muy orgulloso de eso. Si tuviera que ser definido "cortito y al pie", se podría decir que es y se siente Negro, Peronista y Gremialista. En ese orden y con mayúsculas.

Un ortodoxo de las diez verdades del General Peron, al que el destino puso hoy en el populoso distrito de Morón en el cruce de tres avenidas: la que transitan los "peronistas" a secas, los "pejotistas" y los transversales nacidos al calor de la letra K. Y cuál es su mision? Lograr que ese caudal heterogéneo confluya en una unidad real, que a su vez desemboque en una candidatura electoral que en octubre próximo recupere para el peronismo un municipio histórico.

D'Andrea no es un bebé de pecho en términos políticos y gremiales. Bastante más joven ganó el gremio de la Sanidad en el Oeste del Conurbano. Y desde ese momento construyó poder territorial y político. 

D'Andrea hizo el jueves 14 una demostración simbólica de su capacidad de acumulación política, y logró - después de 30 años de virtual "desaparición pública"- reabrir el local central del Partido Justicialista de Morón. A apenas cuatro cuadras de la municipalidad que hoy gobierna Ramiro Tagliaferro, un intendentes "amarillo" con flojos números de aceptación popular, pero que compensa con una caja fuerte que le deriva su ex y madre de sus hijos, la gobernadora María Eugenia Vidal.

D'Andrea sabe que no la tiene fácil con su trabajo en Moron, pero siguiendo la máxima no escrita del General ("Hay que estar activo desde las 6 de la mañana. Aunque sea al pedo, pero temprano), trabaja de 12 a 14 horas por día para "re unir" las partes dispersas del rompecabezas peronista.

El jueves a la noche D'Andrea se pudo ir a dormir con la tarea cumplida. El PJ ya tiene su casa en Moron y entre los invitados se acercaron desde ex Guardia de Hierro o gremialista ortodoxos a massistas desorientados o jóvenes neokirchneristas, pasando por rémoras del viejo Partido Solidario de Carlos Heller y hasta algún antiquísimo cuadro de esa pieza de la historia que es el comunismo argentino. De todo como en botica. Pero con un solo anhelo, volver a ganar en Moron y terminar con lo que ellos consideran "la pesadilla del macrismo". 

24con.com entrevistó al presidente del partido, con el pecho inflado por su nueva sede, y le consultó sobre las inquietudes de los vecinos y vecinas de Morón, las opiniones dentro del peronismo y su plan de acción para conseguir la tan deseada unidad. 

-¿Cuál es el panorama de Morón hoy?¿Cuáles son las inquietudes de los vecinos y sus compañeros? 

- Creo que les pasa lo que le pasa a la mayoría del pueblo. Hay una gran desazón, una desesperanza muy grande, sobre todo en trabajadores, jubilados, maestros, pymes. La verdad estamos atravesando una crisis muy profunda. Lo que piden la vecina, el vecino y la militancia de Morón es que nos juntemos absolutamente todos, de buena fe y buena voluntad para pensar en cómo modificamos esta lamentable destrucción del comercio, la salud, la educación. La sociedad está pidiendo una conducción hacia un horizonte totalmente diferente y que seamos capaces de dejar de lado ambiciones naturales que tiene el ser humano que milita en política para confluir en un gran frente electoral para poder llegar a octubre fortalecidos y ser la alternativa a este gobierno.

- ¿Qué facciones se incluirían en este frente?

- Acá en Morón estamos todos. Desde hace año y medio que nos venimos juntando todos los peronistas: Frente Renovador, Unidad Ciudadana, los peronistas desencantados, peronistas compañeros de edad de los 70 y 80. Seguimos analizando y viendo cuáles serían las posibilidades de unificar criterios. Yo creo que vamos a confluir todos, pero no alcanza solamente con el peronismo. Necesitamos unirnos con distintos espacios y agrupaciones políticas que hagan al sentir nacional y popular como para formar este frente amplio. Y que juntos podamos elegír al que le toque conducir, o sea al responsable que sea capaz de interpretar las necesidades de todos los sectores. Es la gran ilusión por la que estoy trabajando. 

- ¿Qué significa esta nueva sede para ustedes? 

Anoche (por el jueves) justamente inaugurábamos la casa del Partido Justicialista donde no sólo estaba el peronismo sino también el movimiento obrero en todas sus facciones; CTA, CGT, el Movimiento Político Sindical de aquí de Morón, el Partido Solidario. Esta casa no debe ser un monstruo de cemento sino la casa del encuentro. Dónde confluyamos todos los que pensamos diferente a este modelo neoliberal. 

-¿Qué candidatos se perfilan? 

Nosotros hemos acordado que todos aquellos que tengan la ambición, ganas y energía para ser candidatos salgan a trabajar y a hablar con los vecinos, comerciantes, empresarios pymes. En un tiempo no muy largo, calculo que a mediados de abril, podríamos estar eligiendo al mejor posicionado por los vecinos y vecinas. De ahí en más armaremos una lista para que todos sigamos un mismo proyecto detrás de un hombre o una mujer. Estamos convencidos que solos no se puede. 

- ¿Y por otro lado como son los números de Morón hoy? ¿Que dicen las encuestas? Cómo está Tagliaferro respecto de un Macri que viene en picada en las encuestas? 

- Yo puedo decirte lo que hablo con la gente, aún no contamos con encuestas. También sienten el desencanto porque Macri se lleva puesto todo y evidentemente está trabajando para muy pocos. Si bien Morón es un distrito donde no tiene un 75% de compañeros y compañeras con un ingreso por debajo de la media, nosotros caminamos por el centro y vemos negocios antiguos de muchos años hoy cerrados. Esto afectó a la clase media en impuestos, alquileres, la luz. Son todos golpes a las pymes. Morón era un centro industrial importante y muchas empresas cerraron o están en convocatoria. Hoy Macri tiene un 77% de descredibilidad en la sociedad argentina. Este proyecto económico ha lastimado a la clase baja y media y ha trabajado para el sector de la clase alta, lamentablemente es así. 

-¿Cuáles serían las promesas básicas que el peronismo debería hacer? 

- Sin hablar de proyectos de los candidatos, si creo que hay que volver a industrializar nuestro país y darle posibilidad a las pymes, recuperar el trabajo perdido. Este gobierno nos mintió a todos. Teníamos 5 millones de compañeros con planes sociales y hoy son 6 millones y pico los que tienen un plan. Los brotes verdes nunca los vimos florecer. Teníamos inflación del 25% y hoy está en 50%. Es terrorífica la cantidad de desocupados que tenemos. Anoche expresaba lo que un amigo intendente (Juan Zabaleta) dice: hace tres años atrás entregábamos computadoras y ahora entregamos zapatillas. 200 mil millones de dólares de deuda externa y un compromiso con el Fondo Monetario Internacional que día a día mete más presión fiscal. El deterioro social es muy grande y nos van a dejar un país totalmente arrasado. Tenemos que empezar de cero a construir eslabón por eslabón toda una cadena que significa la clase media y los trabajadores más humildes. 

- ¿Sus compañeros con más años qué proponen? ¿Que hay que aprender del peronismo de los 70 y los 80?

- Juntarse. Juntarse todos, debatir y dejar de lado ambiciones. Hay que mirar a la sociedad, a la gente. Que primero está la patria y se encuentra en peligro. Con su sabiduría y años de experiencia ven que hay una gran necesidad de que, todos los que pensamos que el límite es Macri, nos sentemos en una mesa a debatir los problemas de la sociedad actual.

Entrevista: Martina Tortonesi

Más de Política
La última encuesta de confianza en el Gobierno elaborada mensualmente por la Universidad Di Tella muestra índices preocupantes para Cambiemos: en marzo cayó 10,6% respecto al mes anterior y revirtió la mejora que había tenido en febrero. Es el valor más bajo obtenido por la administración de Mauricio Macri.
¿Qué pasa si Cristina Kirchner decide no ser candidata?