Mundo

El video que puso nervioso a Maduro en una entrevista

El periodista Jorge Ramos le mostró al presidente imágenes de jóvenes venezolanos comiendo de un camión de basura y generó la reacción del mandatario.

La crisis en Venezuela cada vez es más profunda y parece ser que el gobierno de Nicolás Maduro se debilita. Luego de las impactantes imágenes de varios militares que desertaron y se escaparon del país, la noticia de que el presidente detuvo a un grupo de periodistas mexicanos de Univisión porque "le disgustaron las preguntas" generó aún más tensión. 

 El periodista mexicano Jorge Ramos y su equipo fue retenido tras una entrevista en el Palacio de Miraflores, en Caracas, luego de mostrarle un video al mandatario que lo puso nervioso y por el cual decidió cortar abruptamente con la entrevista y detener por alrededor de 3 horas a los periodistas. 

 El video muestra a un grupo de jóvenes venezolanos buscando comida en un camión de basura, cerca del propio Palacio de Miraflores. "Yo personalmente las filmé desde mi celular el domingo pasado. Mientras le mostraba esas imágenes a Maduro, dijo que la entrevista se había terminado y hasta trató de cerrar el IPad con el que le mostraba esas imágenes y dejó la entrevista", relató Jorge Ramos.

 "Le dije que irse y no contestar las preguntas no lo hacían los presidentes, lo hacían los dictadores. Y no quiso ver las imágenes que yo le estaba mostrando", agregó, al tiempo que detalló cómo consiguieron las imágenes: "No las fuimos a buscar, las encontramos mientras nos dirigíamos a una de nuestras coberturas el domingo. Esto no ocurre de forma esporádica, esa es la crisis que está viviendo Venezuela. Uno de ellos decía que había que cambiar de presidente y el otro le decía a Maduro 'tenemos hambre'". 

 Los jóvenes sacaban de entre la basura cáscaras de huevo y migajas de pan. "Hay que cambiar de presidente jefe porque no podemos seguir viviendo así... no podemos seguir comiendo de la basura... es la primera vez en 16 años que hago esto por mis hijos y por mi", dijo uno de los jóvenes venezolanos. 

 La entrevista se cortó a los 17 minutos de haber iniciado y según Univisión, el equipo de periodistas -incluida la vicepresidenta de la cadena, María Martínez- permaneció aislado durante 2 horas y 50 minutos en habitaciones sin luces en el palacio presidencial de Caracas. 

"Nos confiscaron todo el equipo, nos han robado nuestro trabajo, no tenemos nada. Jamás pensé que iban a hacer una estupidez como esta. Jamás pensé que iban a tomar toda la entrevista y a robarnos", relató Ramos. 

 "A él no le gustó las cosas que le estábamos preguntando sobre la falta de democracia en Venezuela, sobre la tortura, los prisioneros políticos, sobre la crisis humanitaria que estaba viviendo, y se levantó de la entrevista después de que le mostrara los videos de unos jóvenes comiendo de un camión de basura", dijo Jorge Ramos después de ser liberado.

 "Inmediatamente uno de sus ministros, Jorge Rodríguez, vino a decirnos que la entrevista no estaba autorizada y nos confiscaron todo el equipo. No tenemos nada, se quedaron con las cámaras, todo nuestro equipo, la entrevista la tienen ellos, nos quitaron los celulares, no tenemos la entrevista", afirmó. 

"Después nos mantuvieron dos horas y media separados, nos pusieron en un cuarto de seguridad, apagaron las luces, nos arrancaron los celulares, se quedaron con muchas de nuestras cosas personales y acabamos de regresar al hotel".

Mientras el equipo de periodistas mexicanos espera ser deportado, esta situación despertó el repudio internacional contra el gobierno de Maduro. 

Fuente: Perfil

Más de Mundo