Lomas de Zamora

Macabro: confesó matar a su pareja y meterla en un ropero

Los policías encontraron el cadáver tapado con cemento. La mujer dijo que lo hizo porque el hombre había abusado de su hijo.

"Yo maté a mi pareja. Lo metí en un ropero. Lo hice porque abusó de mi hijo". Así de cruda y sorprendente fue la declaración que realizó hoy en el destacamento de Villa Rita de Lomas de Zamora Gilda Acosta, una mujer de 47 años. Cuando la Policía Bonaerense fue a la vivienda ubicada en la calle Corbacho de ese barrio se encontraron efectivamente con el escenario que había descripto la mujer: un ropero tirado en el piso que en el interior contenía un cadáver tapado con cemento y gran cantidad de moscas alrededor.

La mujer quedó detenida de inmediato y mañana será indagada por la fiscal Claudia Postiglione, de la UFI 2 de Lomas de Zamora. El crimen habría ocurrido a mediados de diciembre del año pasado. Esto surge de las primeras pericias realizadas al cuerpo. La víctima fue identificada como Richard Alejandro Sánchez, un hombre de 28 años de origen paraguayo.

Según informaron fuentes judiciales a Infobae, en la Comisaría de la Mujer y Familia no hay antecedentes ni denuncia de abuso sexual en relación al hijo de 13 años de la mujer detenida.

"Nos sorprendió a todos. Se presentó espontáneamente y pidió hablar con el responsable del destacamento. Se sentó y confesó que había matado al marido y lo había metido en el ropero. Cuando fuimos a constatar a la casa nos encontramos con el ropero tirado y un bulto en el interior. Una vez que llegó Científica pudimos corroborar que efectivamente había un cuerpo. Todavía no pudimos identificarlo fehacientemente pero todo coincide con el relato que hizo la mujer en la comisaría", dijo una fuente que estuvo presente en la vivienda donde se ocultó el cadáver.

En su declaración, la mujer también confesó el modo en que mató a su pareja. La versión que dio es que lo "mató a mazazos" para luego esconder el cadáver y taparlo con cemento.

Fue la propia Acosta quien entregó voluntariamente las llaves de su casa e incluso les indicó a los efectivos que el ropero con el cuerpo estaba en el dormitorio principal.

En cuanto a la investigación, la fiscal solicitará que se le tome declaración al hijo de la mujer L.S.A, de 13 años, en Cámara Gesell con el objetivo de conocer cómo era la vida en esa vivienda y saber si efectivamente fue abusado como acusa la madre.