Deportes

Rechazan al decreto de Macri para eliminar la Secretaría de Deportes

El Boletín Oficial anunció la designación de Diógenes de Urquiza al frente de la Agencia; desde sectores opositores en el deporte crece la preocupacuión por los tarifazos, los clubes de barrio y el alto rendimiento.


El 30 de enero de este año el Gobierno publicó en el Boletín Oficial la eliminación de la Secretaría de Deportes y la creación de una Agencia Nacional del Deporte. La aplicación de ese Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) generó críticas de diversos sectores por lo que significó la eliminación de la Confederación del Deporte Argentino, la derogación de leyes sociales con vínculos deportivos y, sobre todo, por el temor de la venta y privatización de campos deportivos, como por ejemplo el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Cenard).

A partir de ese día, diferentes sectores del deporte consolidaron el Frente Unido del Deporte Argentino. La aplicación armó revuelo y, por ello, hubo una marcha al Congreso para rechazar esta medida. Justamente, la Comisión Bicameral que tenía que tratar el decreto rechazó la medida.

"Si querían reformar el deporte, ¿por qué no se convocó a un debate? ¿Cuál es la necesidad de un DNU?", se pregunta Guido Veneziale con POPULAR y, además, agrega: "Es parte de un complemento. No sólo es por el alto rendimiento, es por los clubes de barrio que tienen tarifazos y también hay un claro recorte"

En ese sentido, una investigación del periodista especializado Ernesto Rodríguez III, en Ephecto Sports, sostuvo que más allá del pase de Secretaría a Agencia, en los últimos años hubo subejecución del presupuesto que desde el Gobierno habían bajado. El primer año fue de 392 millones de pesos, casi un tercio del capital. Ya para 2018 se le asignó $ 1.097 millones. Sin embargo, con la devaluación hubo un descenso en el presupuesto en dólares. Incluso la subejecución de ese presupuesto, en los dos primeros trimestres del año, marcó que sólo se utilizó un 58,7% de los recursos disponibles.

Más allá de los inconvenientes en los presupuestos con el alto rendimiento, actualmente hay 20 mil clubes en Argentina de los cuales 10 mil tienen deudas mayores a 300 mil pesos producto de las boletas de diferentes servicios. El aumento de las tarifas de luz y gas es lo que termina asfixiando a los clubes de barrios que tienen una función social principal en el día a día de la familia. De hecho, los sectores que acompañan la manifestación indicaron que "hay un ahogamiento a los clubes para que desde el sector privado se puedan meter en los clubes". En ese sentido, los impulsos de las "sociedad anónimas deportivas" es lo que genera temor en torno a las instituciones.

Al respecto, Veneziale indicó: "El 80% de los ingresos de los clubes se van al pago de servicio. Esto no solo afecta al alto rendimiento. Es un golpe directo a los clubes de barrio"

Esta nota habla de:
Más de Deportes