Conurbano

Agarran más motochorros y van...

Todo comenzó sobre Eva Perón y Burgos, Morón Sur, donde dos hombres que circulaban en una moto sin patente se negaron a ser identificadas por la Policía; llevaban armas de fuego de grueso calibre;

En Morón Sur, la Policía Local detuvo a dos jóvenes armados que habían esquivado un control de seguridad a bordo de una moto. El Centro de Operaciones y Monitoreo de Morón asistió a los efectivos durante la persecución de los sospechosos, quienes chocaron tras realizar diversas maniobras peligrosas.

Todo comenzó sobre Eva Perón y Burgos, Morón Sur, donde dos hombres que circulaban en una moto sin patente se negaron a ser identificadas por la Policía. De inmediato, los efectivos comenzaron a perseguirlos, al tiempo que recibían asistencia desde el Centro de Monitoreo.

Es que, mediante las cámaras, pudo ser registrado en tiempo real el peligroso intento de escape de los sospechosos. Poco después, debido a distintas maniobras, la dupla perdió el control del vehículo en Ferré y Bernárdez, donde chocó contra una boca de tormenta.

En ese punto, la Policía Local solicitó la presencia del SAME, que les brindó asistencia médica. A la par, tras requisarlos, descubrió que ambos llevaban consigo armas de fuego de grueso calibre.

"Estos controles de seguridad son diarios y los seguimos reforzando. Las cámaras que instalamos por vocación del Intendente Tagliaferro nos permiten brindarle apoyo a la Policía y seguir cuidando a los vecinos de Morón con más herramientas y tecnología", explicó el Secretario de Seguridad de la municipalidad, Bernardo Maggistocchi.

Uno de los jóvenes, menor, fue trasladado al Hospital Posadas, donde se recupera de las heridas padecidas durante la secuencia. El otro, mayor, quedó a disposición de la Justicia en la Comisaría 4ta de Gervasio Pavón, en Morón Sur. Además de la Policía Local y los operadores del Centro de Monitoreo, también participaron de la captura los agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana municipal y el personal del Comando de Patrullas Morón.

Esta nota habla de:
Más de Conurbano
Gilda Rosalía Acosta Duarte, de 47 años de edad, oriunda de Paraguay, llegó ayer por la mañana al destacamento de Villa Rita en Lomas de Zamora y confesó que mató a su pareja, Richar Alejandro Sánchez Escobar, albañil, también paraguayo, 19 años más joven que ella. Aseguró que lo había matado ya en diciembre, que lo había enterrado bajo cemento en un ropero en la casa que compartían en la calle Corbacho al 1500, que el asesinato de Richar había sido un acto de justicia por mano propia porque supuestamente su pareja habría abusado de su hijo de trece años.
La trama del horroroso caso que sacude Lomas de Zamora