Mundo

7 grandes mentiras de Trump en su discurso anual

El presidente de los EE.UU. dirigió un vehemente mensaje ante legisladores, militares y personalidades. El muro anti-inmigrantes, Venezuela y la economía, ejes de palabras plagadas de falacias.

Trump ante el Congreso de EE.UU. este martes

El presidente estadounidense, Donald Trump, se presentó en el último año de su gobierno ante el Congreso de su país para presentar el denominado Estado de la Unión, en el que aprovechó para repasar lo que considera éxitos de su gobierno. En ese marco, además, apuntó a Venezuela y los inmigrantes, al tiempo que bramó ante los presentes al grito de "¡Estados Unidos no será un país socialista!".

En el marco de una platea que se dividió entre aplausos fervorosos de parte de los republicanos y silencio o hasta abucheos desde el sector demócrata (donde se encontraba, entre otros, el progresista Bernie Sanders), Trump acumuló varias mentiras sobre los números de su país y sobre la política local e internacional.

Las 7 mentiras más escandalosas de Donald Trump

1. "Nada ilustra mejor la división entre la clase trabajadora y la clase política en América que la inmigración ilegal. Los políticos acaudalados impulsan las fronteras abiertas miientras viven detrás de muros y puertas y guardias", dijo el magnate en uno de los momentos más comentados del discurso.

FALSO: El Partido Demócrata votó años atrás a favor de controles extremos en la frontera. De hecho, llama de forma constante a reforzar la seguridad. Sin embargo, desde el primer momento rechazó la idea de Trump de un súper muro como el que, dice, quiere construir. Por otro lado, según datos de distintas consultoras, cerca del 60 por ciento de la población estadounidense está en contra de ampliar el muro.

2. "La economía de Estados Unidos está creciendo casi dos veces más rápido en la actualidad que cuando asumí el cargo. Somos la economía más potente del mundo", dijo también.

FALSO: Según el Banco Mundial y el FMI, durante toda esta década India es y será la economía de mayor crecimiento en todo el mundo.

3. "Apoyamos al pueblo venezolano en su noble búsqueda de libertad", declaró.

FALSO: La posición de Washington ante la crisis sociopolítica que vive Venezuela es, una vez más, la tradicional vuelta de tuerca imperialista de fogonear a los sectores más violentos de la oposición a los gobiernos que no comulgan con el American Way. El apoyo explícito a Juan Guaidó, autoproclamado presidente interino, y el bloqueo de miles de millones de dólares que pertenecen a Venezuela son la muestra más cabal de la falacia de Trump.

4. "Más personas están trabajando ahora que en cualquier otro momento de la historia de nuestro país. 157 millones de personas trabajan actualmente", afirmó.

FALSO: El empleo en EE.UU. volvió a subir durante 2018, cortando una racha de caída que comenzó meses después de la asunción de Trump.

5. "La ciudad fronteriza de El Paso, en Texas, solía tener tasas extremadamente altas de crímenes violentos. Una de las más altas en todo el país. Y era considerada una de las ciudades más peligrosas de nuestro país. Ahora, inmediatamente después de haber colocado una poderosa barrera en ese lugar. El Paso es una de nuestras ciudades más seguras. Simplemente porque los muros trabajan y salvan vidas", disparó.

FALSO: La ciudad de El Paso es una de las más seguras de los Estados Unidos pero desde 1993 aproximadamente, cuando bajó la tasa de delitos violentos. La barrera en esa frontera comenzó a construirse en el año 2008.

6. "Una de cada tres mujeres es agredida sexualmente durante su camino a los Estados Unidos", disparó para criminalizar a los países desde los que miles de personas marchan en busca de un futuro mejor a la nación del norte.

FALSO: La aseveración de Trump se basa en un informe limitado dado a conocer por Médicos sin Fronteras, que se basó únicamente en el testimonio de 400 migrantes en un refugio de México en 2015.

7. "Año tras año un número incalculable de estadounidenses muere asesinado por criminales inmigrantes ilegales", escupió.

FALSO: No hay datos que certifiquen que el crimen en Estados Unidos haya crecido por la inmigración. No hay cifras sobre la nacionalidad de las víctimas ni de los victimarios, así como mucho menos si eran o son ilegales. Es más, los datos de distintas estadísticas a lo largo de los tiempos indican que la enorme mayoría de los crímenes son ejecutados por personas nacidas en EE.UU.

Más de Mundo