Mundo

Francia paralizada por los chalecos amarillos

Le reclaman al presidente Emmanuel Macron un aumento del poder adquisitivo y que cese la violencia policial. En París se estiman que son 30 mil personas dijeron presente en la manifestación.

Decenas de miles de personas manifestaron este martes en toda Francia, apoyadas por cuatro sindicatos y partidos de izquierda, para reclamar un aumento del poder adquisitivo y el cese de la violencia policial, con una huelga general y una manifestación que suma sus fuerzas a las reivindicaciones de los "chalecos amarillos".

La Confederación General del Trabajo, principal impulsor de este "martes de urgencia social" que nucleó a 160 manifestaciones en toda Francia, destacó en un comunicado la intención de seguir trabajando en la búsqueda de "convergencias" con ese movimiento contestatario, que se volcó a las calles por primera vez el 17 de noviembre.

Alrededor de 30,000 personas, se manifestaron en París, según el recuento de la CGT, de su lado, la prefectura de la policía informó que los manifestantes fueron 18.000.

"Hoy fue un día de éxito que exige otros", afirmó Philippe Martínez, secretario general de la CGT.

"Hubo muchos chalecos amarillos y eso es algo bueno, las demandas comunes, los tenemos, son sociales, aparte del color de los chalecos, no veo muchas diferencias", agregó el jefe de la principal central obrera francesa

"Era necesario que aprendamos a conocernos", indicó tras la marcha conjunta Martínez a la radio France Inter.

Los sindicatos reclamaron un aumento del salario mínimo del 20%, control de las ayudas públicas concedidas a las grandes empresas, un mayor desarrollo de los servicios públicos o el respeto de las libertades públicas, como el derecho a manifestarse, reportó la agencia de noticias EFE.


La huelga provocó perturbaciones en el tráfico aéreo, en las redes de trenes urbanos y de larga distancia y el transporte público en numerosas regiones francesas. Asimismo, la medida de fuerza perturbó las clases de los colegios públicos y se sintió con fuerza entre los empleados públicos, mientras la Torre Eiffel, uno de los sitios más visitados por el turismo en París, cerró al público.

"Una jornada de huelga en la que cierra la Torre Eiffel es una jornada de éxito en términos de movilización", concluyó Martínez.

Por la tarde y mientras se desarrollaba la manifestación, la Asamblea Nacional francesa (Diputados) aprobó en primera lectura una ley con la que el gobierno pretende frenar los disturbios registrados en las manifestaciones de los chalecos amarillos, con el voto en contra de la izquierda e incomodidad de parte del oficialismo, que la considera peligrosa para las libertades individuales.


La controvertida propuesta de ley, impulsada por el partido conservador Los Republicanos y conocida popularmente como "ley anti alborotadores", se aprobó con 387 votos a favor, 92 en contra y 74 abstenciones, de las cuales 50 fueron de La República en Marcha (LREM), el partido del presidente Emmnauel Macron.

El texto contempla permitir a las autoridades prohibir de forma preventiva la participación en manifestaciones a individuos considerados peligrosos.

Asimismo, multar y condenar a un año de cárcel a quienes oculten voluntariamente su rostro, o registrar a petición de la prefectura bolsos e incluso vehículos en busca de herramientas que puedan ser usadas como armas.

Cientos de personas resultaron heridas y más de 1.700 fueron detenidas en disturbios y enfrentamientos con la policía registrados durante las 12 protestas que los chalecos amarillos llevaron a cabo en París y otras ciudades desde noviembre.

Una quincena de los más de 200 diputados de la mayoría "macronista" dijeron que no votarían a favor por temor a que en el futuro la ley sea mal utilizada, en caso de que la extrema derecha llegue al poder.
Finalmente, y aunque 50 de sus diputados se abstuvieron, ninguno se posicionó en contra.

El texto deberá ser examinado ahora por el Senado el próximo 12 de marzo y volverá a la Asamblea Nacional para su aprobación definitiva.

Esta nota habla de:
Más de Mundo