Mundo

Una turista argentina murió buceando en Tailandia

Las autoridades tailandesas investigan la muerte de una ciudadana argentina de 39 años que falleció durante una excursión en la isla de Koh Tao, un destino de buceo low cost, situada en la costa este del golfo.

La víctima, de 39 años, se extravió en una inmersión junto con otro principiante; apuntan al instructor, también argentino; la empresa asegura que se cumplieron los estándares de seguridad y profesionalidad

Una turista argentina de 39 años falleció durante un "bautismo" de buceo en la isla Khao Tao, en Tailandia. La policía local se encuentra investigando el hecho ya que las versiones son controvertidas.

Sus allegados aseguran que el instructor, también oriundo de nuestro país, "la perdió" de vista; insisten en que hubo negligencia por parte de la empresa y piden ayuda a la embajada argentina para que se esclarezcan los motivos del fallecimiento.

La escuela de buceo, Pura Vida Koh, publicó un extenso comunicado en sus redes sociales donde dan su versión de los hechos. En el escrito aseguran que "se cumplieron todos los estándares de seguridad y profesionalidad" y añadieron: "Seguimos colaborando en todo para esclarecer cada mínimo detalle ocurrido".

Según la compañía, la víctima, identificada como Rocío Gómez, se extravió en una inmersiónjunto con otro principiante, una buceadora con experiencia y el instructor.

Fue otro buceador quien la encontró, a unos 6 metros de profundidad y sin el regulador para respirar en la boca. Tras realizarle los primeros auxilios, fue trasladada a un hospital, donde finalmente falleció cuatro días después, el 21 de diciembre.

Esta nota habla de:
Más de Mundo