Berazategui

Enfermo de celos mata al novio de su ex

El agresor, en principio, se dio a la fuga pero fue entregado por su propio hermano en la comisaría 1ª de Berazategui; El hecho conmovió a todo el vecindario del barrio San Juan.

Una Nochebuena sangrienta tuvo lugar en el barrio San Juan de Berazategui cuando un hombre de 30 años fue asesinado de una puñalada en el pecho por la ex pareja de su novia que no aceptaba la relación. El agresor, si bien se dio a la fuga en un principio, fue entregado por su propio hermano en la Comisaría 1era., donde quedó detenido.

El crimen sucedió en calle 125, entre 16 y 17 del barrio San Juan, en momentos en que la víctima, Marcelo Alejandro Valdez, caminaba con su novia, cuando fue sorprendido por Pablo Alvarado, de 36, quien le asestó una puñalada, ocasionándole una herida de gravedad. Posteriormente, fue trasladado hasta el Hospital Evita Pueblo, donde fue intervenido quirúrgicamente, aunque falleció minutos después debido al tenor de la lesión.

Al respecto, fuentes de la investigación aseguraron a El Quilmeño que el crimen se dio alrededor de "las 23 del lunes cuando la pareja, que estaba caminando por la calle, fue sorprendida por Alvarado, que apuñaló a Valdez y se dio a la fuga".

Asimismo, señalaron que el motivo del crimen fueron los celos de Alvarado porque "no aceptaba la relación de su ex con su antiguo vecino. Creemos que existía un encono entre los dos".

En este sentido, precisaron que tanto Valdez como Alvarado se conocían "desde chicos y que continuaban hablando a pesar de que el agresor se había ido a vivir al interior del país".

"Alvarado actualmente residía en Córdoba, pero volvió a Berazategui a pasar la fiestas con su familia en la vivienda que tiene en 16, entre 125 y 124", precisaron los investigadores.

Una vez efectuada la agresión, el acusado se dio a la fuga y la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio Nº2, a cargo de la fiscal María de los Ángeles Attarian Mena, dispuso una orden de allanamiento a la vivienda, donde encontraron el arma homicida y una rejilla de tela con machas de sangre.

Al verse cercado por la policía, Pablo Alvarado fue entregado por su propio hermano a las 5 de este martes en la comisaría 1era de Berazategui, donde quedó alojado.

Esta nota habla de:
Más de Berazategui