Esteban Echeverría

Tremendos relatos de la masacre en la comisaría

El incendio pudo haber sido evitado, según varios testigos. Los policías, lejos de ayudar, se burlaban de la desesperante situación. A pocos metros de la comisaría 3º hay un cuartel de Bomberos, pero nadie llamó. Son diez los muertos en la "peor tragedia ocurrida en comisarías" de nuestro país.

"Estaban ahí escuchando como gritaban, como sufrían y los dejaron..., los dejaron morir", dijo Celina Ordoñez, la madre de Juan Carlos Fernández, uno de los fallecidos en la Masacre de Esteban Echeverría.

En el incendio que murieron diez personas en una comisaría inhabilitada de la localidad de Transradio, Esteban Echeverría, el rol de la policía volvió a ser clave.

Según varios testigos, dejaron que los detenidos se quemen y mueran asfixiados por el humo. El siniestro se habría iniciado por una protesta o un accidente, pero lo cierto es que nunca se buscó apagarlo.

A tan solo cien metros de la Comisaría 3º hay un cuartel de Bomberos, por lo cual se habla de una tragedia más que evitable.

"Cuando él se asfixiaba, él gritaba que le abrieran la reja", dijo otro testimonio durante el Comité Nacional Contra la Tortura, que recibió a familiares de los fallecidos.

El 11 de diciembre falleció Fernando Martín Arguello, la décima víctima de la masacre. Él tenía 33 años y estaba detenido un delito menor: tenencia de drogas para comercialización. Su muerte se sumó a las de Jeremías Rodríguez (de 19 años), Jorge Ramírez (30), Eduardo Ocampo (60) y Juan Lavarda (59), Juan Carlos Fernández (31), Walter Barrios (21), Elías Soto (20), Miguel Ángel Sánchez (31) y Carlos Ariel Corvera (25).

Esta nota habla de:
Más de Esteban Echeverría
Sucedió en la localidad bonaerense de El Jagüel, en el partido de Esteban Echeverría, luego de un acalorado cruce de palabras entre el agresor y la víctima, de 24 años. Pesquisas policiales detuvieron al responsable del tremendo intento de femicidio.
La prendió fuego y terminó internada