Viral

Desde un Audi a limusinas blindadas y un tanque con fusiles

Los Presidentes de las grandes potencias no solo que impactaron en Ezeiza con súper aviones sino que trajeron sus vehículos para desplazarse durante el G20 ...

Los impactantes aviones que trajeron a los mandatarios de los grandes países de todo el mundo dejaron copado el predio de Ezeiza, un Aeropuerto que en toda su historia, jamás había visto pasar tantas personalidad influyentes juntas.

El despliegue fue tal que los representantes argentinos a cargo de su recibimiento no daban a basto para atender a cada uno de los invitados.

Pero una vez atravesadas las barreras del lugar, el despliegue se trasladó a las autopistas y avenidas, y los autos que cada uno de los Presidentes dispusieron para movilizarse dejaron sin palabras a quienes los vierons pasar.

Mucho se habla de "La bestia" de Donald Trump y "El Aurus" de Vladimir Putín. Pero hubo casos más llamativos que están circulando por la ciudad.

Una de las propuestas más extremas es de China, país que para garantizar el normal desarrollo de la Cumbre, donó cuatro vehículos blindados marca CSK 162 fabricados en su país.

Poseen un sistema de malacate, palas, poleas y portafusiles, neumáticos con inflado automático y dos tanques de combustible para asegurar una buena autonomía. A esto se suman 30 motos y scaners antiexplosivos que fueron destinados para que sean utilizados por los grupos especiales GEOF, GE1 y miembros de la Policía Federal. 

La carrocería está preparada para proteger a los pasajeros contra fuego de armas de bajo calibre y astillas de artillería. Tiene capacidad para cinco pasajeros y desarrolla 200 caballos de fuerzas. 

En el otro extremo están los modelos más "convencionales", de marcas de alta gama.

Emmanuel Macron, presidente de Francia, se desplazó en un Audi A8L, pese a que su auto oficial en Francia es un DS 7 Crossback. Tiene un motor de doce cilindros en W (6.3 litros de 500 CV).

El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salman, aterrizó en Ezeiza y se subió a un Mercedes-Benz S600. 

A estos se suman los ya conocidos y populares autos de Trump y Putín.

El presidente de los Estados Unidos no trajo su propia "Bestia", sino que se moverá en Buenos Aires a bordo del Cadillac One que utilizó Barack Obama desde el primer día de su mandato.

Tiene carrocería y chasis reforzado para soportar un ataque, resiste explosiones de bombas y disparos de armas de guerra, y consume alrededor de 27 litros cada 100 km.

En el caso de Putín, usa un modelo que forma parte del proyecto Kortezh, destinado a producir autos para personalidades del Estado. Tiene más de seis metros de largo y cinco toneladas de peso, posee un blindaje que soporta balas de alto calibre y hasta explosiones.

Los aviones, también magestuosos

Los presidentes se desplazarán en la Argentina en sus vehículos hechos a medida. Pero además, arribaron en aviones pocas veces vistos.

Donald Trump es el que más despliegue organizó. Llegó en un Air Force One (un Boeing 747-00B) acompañado por otras 45 naves. Entre ellas, los Boeing C-17A Globemaster III.

Por otro lado, unos seis aviones se instalaron en el aeropuerto de Carrasco, en Uruguay, con funciones de radar y carga de combustible.

En el caso del heredero de la corona saudí, cuenta con 13 aeronaves a disposición,aunque llegó en un Boeing 747-468 también muy especial y diferenciado por una frase llamativa: "Dios te bendiga".

Putín, en su caso, arribó con 9 aeronaves; mientras que la delegación del presidente Xi Jinping cuenta con cuatro, lo mismo que Michel Temer de Brasil.

Más de Viral