Galerias de fotos

En fotos | El terremoto de Indonesia dejó casi mil muertos

La cifra oficial de muertos dada este domingo es de 832. Sin embargo, se teme que haya muchas personas atrapadas bajo el barro y los escombros.

El número de muertos a causa de los terremotos y el tsunami que asolaron el viernes la isla indonesia de Célebes aumentó al menos a 832, informaron el domingo fuentes oficiales, pero el vicepresidente de Indonesia, Yusuf Kalla, expresó el temor de que la cifra real de víctimas mortales ascienda a varios miles. Más de 36 horas después de la catástrofe los equipos de rescate no lograron llegar a todas las localidades de la costa. Se teme que aún haya muchas personas atrapadas barro el lodo y los escombros. Asimismo, se multiplican las críticas sobre el mal funcionamiento de la alerta de tsunami. 

 "El número de muertos seguirá incrementándose", señaló Sutopo Nugroho, portavoz de la Agencia Nacional para la Gestión de Desastres. Casi todas las víctimas mortales -821- se registraron en la ciudad de Palu, pero también hubo 11 muertos en Donggala, desde donde no había información sobre los daños y víctimas hasta el domingo. Además hay más de 500 heridos, algunos de gravedad, en la que es la cuarta isla en tamaño de Indonesia. El vicepresidente del país, Yusuf Kalla, afirmó que podría haber miles de muertos. Entre los desaparecidos hay varios extranjeros, entre ellos tres franceses. La isla no es un gran destino turístico, a diferencia de Bali o Lombok. 

 Hasta ahora gran parte de las cifras proceden de la ciudad de Palu. De allí procede la grabación del tsunami con un celular que dio la vuelta al mundo: se ve una enorme ola que avanza hacia la costa y arrastra a personas, barcos, automóviles y casas enteras. Muchos fueron sorprendidos en la playa, donde se iba a celebrar un festival. Al parecer, la causa de ello fue que el sistema de alerta de tsunami no funcionó adecuadamente. "No hubo ninguna sirena. Muchas personas no eran conscientes del peligro", dijo Sutopo Nugroho. 

 El Centro Nacional de Meteorología y Geofísica alertó del peligro de una ola gigante pero retiró la alerta media hora después, demasiado pronto en opinión de los expertos. En Palu hay muchos edificios muy destruidos, entre ellos gran mezquita y un centro comercial junto a la playa. Se hundió asimismo el principal puente de la ciudad. Hoy seguía sin haber electricidad y las redes de telefonía móvil funcionaban de forma intermitente. 

 Las dimensiones de la tragedia llevaron también al Papa Francisco a guiar a los fieles durante el Angelus en el Vaticano a una plegaria por Indonesia : "Dios consuele a la población castigada y apoye los esfuerzos de aquellos que trabajan para llevar ayudas", dijo. 

 Los rescatistas sacaron el domingo a una mujer de entre los escombros de un hotel en Palu. "Afortunadamente, estaba debajo de un colchón. Por eso sobrevivió", dijo un rescatista a la emisora Kompas TV. Se teme que bajo los escombros del hotel aún se encuentren sepultados decenas de huéspedes. De entre los escombros se escuchan voces de heridos pidiendo socorro, pero los equipos de rescate aseguran que no cuentan con las herramientas adecuadas para sacarlos. La noticia positiva fue la reapertura del aeropuerto, de forma de que puede llegar la ayuda. 

 Indonesia luego del terremoto.

Es probable que más al norte, más cerca del epicentro del terremoto, haya daños peores, pero no se ha podido acceder por el mal estado de carreteras y la falta de comunicaciones. A los equipos de rescate les preocupa sobre todo Donggala, una comunidad de pescadores, desde donde no hay informaciones fiables. "El acceso es muy limitado. Las comunicaciones con Donggala y Sigi [otro distrito muy afectado] siguen cortadas porque no hay electricidad", dijo Sutopo. "No tenemos información sobre el impacto total del desastre allí".

 Muchas personas en Palu eligieron volver a sus viviendas semidestruídas para intentar salvar lo que pudieran de sus pertenencias. A más de 48 horas del desastre natural, mientras en la ciudad se reanuda lentamente el suministro de agua potable, electricidad y muchos heridos son asistidos en las calles, se prevé el peligro de que se desarrollen enfermedades y epidemias. Por esto los muertos de Palu, la mayor parte de ellos no identificados, serán sepultados en entierros masivos. Una solución que se volvió inevitable en medio de la magnitud de una tragedia que todavía no alcanzó a ser evaluada con claridad.

 Con 260 millones de habitantes, Indonesia es uno de los países más poblados del mundo y se encuentra en el Cinturón de Fuego del Pacífico, donde se producen con frecuencia terremotos y erupciones volcánicas. En agosto, varios sismos dejaron más de 500 muertos en la isla de Lombok, muy popular entre los turistas. Además, fue el país más afectado por el tsunami de la Navidad de 2004, cuando murieron más de 160.000 personas. D.S.

Más de Galerias de fotos
Este sábado se cumplen 50 años de la llegada del hombre a la Luna: el 'Apolo 11' culminaba el 20 de julio de 1969 un viaje que marcaría un antes y un después en la Historia. El alunizaje fue retransmitido por televisiones de todo el mundo y se convirtió en uno de los acontecimientos más importantes del siglo XX
18 fotos inéditas de la llegada a la Luna