Provincia

La movida final de Vidal para frenar los paros de clases

Dio luz verde a un proyecto de ley. Deberá negociar con el peronismo en Diputados.

Cuanto todavía reina la conmoción por la secuestro y tortura de una maestra en Moreno, María Eugenia Vidal ordenó a sus senadores y diputados avanzar con un proyecto de ley que declara como "servicio público esencial" a la educación, una medida que pondrá un freno a los paros en la provincia.

Fue el presidente de Diputados, Manuel Mosca, el encargado de reimpulsar el debate. El diputado se mostró hoy en Mar del Plata con el autor del proyecto Guillermo Castello, presidente de la comisión de Educación y enemigo acérrimo de los docentes.

"Esto le evitaría a los chicos el daño y el costo por no tener todos los días de clase que debieran", señaló Mosca durante una visita a una escuela de Mar del Plata.

El aval del proyecto por parte del presidente de Diputado implica una necesaria luz verde por parte del Ejecutivo. Pero además, la decisión del gobierno ocurre en momento delicados en la relación entre la Gobernadora y los gremios docentes que aún no tienen cerrada la paritaria de este año.

Ayer, los gremios cerraron un nuevo paro de 48 horas que ya suman 21 días de protesta este año. Pero además, la tensión entre ambas partes está vinculada a la explosión de una garrafa en una escuela de Moreno  que dejó el saldo de dos víctimas fatales. El caso estremeció a la comunidad educativa.

Pero además, lo llamativo es que el aval del proyecto de ley ocurre a pocas horas del secuestro y tortura de una docente de Moreno. Anoche, Corina De Bonis sufrió un brutal secuestro, cuando desconocidos la subieron a un auto y luego de ponerle una bolsa en la cabeza le escribieron en la panza con un punzón: "Ollas no".

Manuel Mosca y Guillermo Castello en Mar del Plata.

La docente estaba al frene de las ollas populares en las escuelas de Moreno. Sucede que desde esa tragedia, los 275 establecimientos educativos de ese distrito del Conurbano están cerrados a la espera de mejoras edilicias. Es por eso que en la puerta de los colegios funcionan ollas populares que reemplazan a los comedores escolares.

El proyecto que ahora impulsa Cambiemos fue presentado a fines de agosto del año pasado y el oficialismo necesitará en Diputados la "ayuda" del peronismo para aprobarlo.

La iniciativa declara a la educación primaria como "servicio esencial", lo que no impide los paros, aunque obliga a que durante una medida de fuerza se garantice el servicio de comedores, el cumplimiento de los días de clase estipulados por el calendario escolar y el establecimiento de una guardia mínima para que los padres dejen a sus hijos. En tanto, autoriza al Ejecutivo a hacer lo propio con la educación secundaria, aunque de forma temporal.

Castello aseguró hoy que "después de 21 días de paro docente, que perjudican a los alumnos de las escuelas públicas, habría que evaluar seriamente la necesidad de reglamentar el derecho a huelga de los docentes". Y agregó que "entiendo que el derecho humano a aprender es de jerarquía superior al derecho de huelga, que no es absoluto. Esto implica que el dictado de clases no podrá ser interrumpido por medidas de fuerza".

Más de Provincia