Almirante Brown

Un macabro hallazgo estremece a todo Francisco Solano

Un vecino de la zona, alertado por la presencia de varios perros se acercó al lugar donde había una bolsa de nylon amarillo, en inmediaciones de Santa Ana, entre Jorge y Avellaneda, donde se encontró con el luctuoso cuadro

Estremece aún a todo San Francisco Solano, en el partido de Almirante Brown, el macabro hallazgo del cuerpo de un bebé, a la vera de un arroyo, dentro de una bolsa de plástico y con mutilaciones. La Policía bonaerense busca dar con el paradero de sus padres.

De acuerdo a los investigadores, el cuerpo del recién nacido habría estado en el lugar durante varios días, por lo cual creen que algunos animales serían los que se comieron parte de uno de sus brazos.

Según trascendió, un vecino de la zona, alertado por la presencia de varios perros se acercó al lugar donde había una bolsa de nylon amarillo, en inmediaciones de Santa Ana, entre Jorge y Avellaneda, donde se encontró con el luctuoso cuadro.

El hombre llamó inmediatamente a la central de emergencias 911 para informar lo sucedido y a los poco minutos se hicieron presentes en el lugar efectivos del Comando de Patrullas. El hallazgo tuvo lugar el martes por la mañana.Asimismo, una ambulancia del SAME 107 Brown arribó al lugar y constató que el deceso del pequeño había ocurrido hacía varios días.

Varias horas

Testigos del hecho aseguraron que la policía tapó inmediatamente el cuerpo con una manta, pero lamentaron que la camioneta forense recién se presentara varios horas después del hallazgo para retirar el cadáver, según publicaron el diario local San Francisco y otros medios regionales.

La causa quedó en manos de la Unidad Funcional de Instrucción 3 de Lomas de Zamora, a cargo de Sergio Latorre, e interviene la Comisaría 10 de Almirante Brown.

El fiscal dispuso que comenzaran las tareas de investigación para averiguar las causales del fallecimiento y la búsqueda de los padres del pequeño.

Policías reaniman a beba

Como contracara de esta triste historia, dos efectivos de la Policía Local de Ezeiza, le salvaron la vida a una beba, que había dejado de respirar, luego de practicarle maniobras RCP.

Al llegar a la zona de la rotonda de Burzaco, un hombre les pidió auxilio porque su nieta no respiraba y entonces los uniformados detuvieron la marcha y le realizaron RCP hasta que lograron que la pequeña volviera en sí. Luego, detuvieron a una ambulancia que la trasladó al hospital Meléndez de Adrogué, donde se recupera.

Más de Almirante Brown