Sociedad

Cayó 40 metros y pasó ocho horas bajo tierra

Ocurrió en la provincia de Catamarca

David Joel Idesses, un cordobés de 46 años, fue el protagonista de una historia casi de película: cayó más de 40 metros en una mina en la provincia de Catamarca, permaneció más de 8 horas bajo tierra y fue rescatado tras un gran operativo de los bomberos y la policía.

Todo ocurrió el sábado en Culampajá, en Corral Quemado, a unos 150 kilómetros de la cabecera departamental de Belén. Se trata de una mina de oro que lleva muchos años sin actividad, que se ubica en una región muy visitada por turistas. Idesses, junto a sus amigos, había llegado a la zona en cuatriciclo para llevar abrigos a pobladores de parajes cercanos.

Tras repartir la ayuda, decidieron conocer el antiguo yacimiento. Cuatro de ellos ingresaron al túnel de piedra solo con la luz de los celulares y no se percataron de que había un conducto de ventilación abierto. De un momento a otro, David perdió el control y cayó varios metros hacia abajo.

Dieron aviso a la policía, quienes llegaron al lugar después de algunas horas, junto con bomberos voluntarios de Santa María y rescatistas de la Minera Farallón Negro. Sin perder un minuto más, ingresaron tres efectivos y luego de una hora, lograron sacar al turista que se encontraba con lesiones en las piernas, con frío y asustado por la situación. Fue una maniobra llevada con mucha precisión porque hasta ese punto no sabían qué tipo de lesión presentaba el hombre.

"Estaba perdido, balbuceaba, no tenía idea del espacio ni del tiempo, preguntaba dónde estaba. Si bien no había entrado en hipotermia, se le estaba bajando mucho la temperatura corporal", explicó uno de los bomberos que participó del rescate en diálogo con La Voz del Interior. "Lo abrigué bien y se adormeció; entonces, pude trabajar más tranquilo", añadió.

El secretario de Minería de la Provincia, Rodolfo Niconi, dijo que fue un "milagro" el rescate con vida del turista. "Recién a la madrugada, cuando me cayeron las fichas, tomé conciencia del riesgo que habíamos corrido", añadió el bombero. 

Más de Sociedad
La rotura de un caño generó ayer una gran fuga de gas y los alumnos y docentes de la primaria 79 de Villa Fiorito debieron ser evacuados. Doce chicos recibieron oxigeno y la secretaria de la escuela quedó internada. "¿Y si entraba un pibe y prendía la luz?", se preguntó un maestro que denunció el hecho.
Otro escape de gas que no fue tragedia por segundos