+18

La hermosa escort que Trump y Putin quieren matar

 En dos mundos idénticos, el aleteo de una mariposa en uno de ellos puede cambiar completamente la naturaleza del Universo. El Efecto Mariposa consiste en que una ligera perturbación puede causar un cambio supremo con el tiempo. Esto puede ser cualquier hecho, desde el movimiento de un insecto hasta la contratación de una escort, aspecto que está haciendo temblar a los hombres más poderosos del mundo.

Se trata de Anastasia Vashukevich, conocida por sus clientes como Nastya Rybka, una escort rusa de 27 años que fue capturada el pasado abril. Ella asistió a un seminario de entrenamiento sexual en Pattaya, al sur de Bangkok, Tailandia; el objetivo era mejorar el arte de la seducción a turistas que visitan Rusia, pero al poco tiempo la policía intervino y arrestó a todos los implicados. Fueron acusados y arrestados por laborar sin permiso.

Miles de mujeres regresan a su país de esta manera, pero la información que tiene Anastasia la hace diferente. Alexander Kirillov, su coach de seducción, inmediatamente acusó al gobierno ruso de estar detrás de la operación con la intensión de silenciar a la cautiva, ¿una defensa desesperada o una conspiración internacional?

Anastasia Vashukevich aseguró que su arresto se debió a su relación con Oleg Deripaska, fundador de Basic Element, un grupo industrial ruso centrado en la producción de aluminio, energía, construcción y agricultura. Recientemente se convirtió en una persona de interés para Estados Unidos por las relaciones de su negocio con Paul Manafort, antiguo manager de campaña de Trump, quien le debía millones de dólares.

La relación del oligarca incluso llega a Putin, constantemente se le describe como el industrialista favorito del antiguo agente de la KGB; su relación con el poder no llega ahí: al principio del año surgió un video donde se le puede ver en una reunión con Sergei Eduardovich Prikhodko, Primer Ministro de Rusia. De confirmarse la naturaleza del material, Deripaska hubiera sido el puente entre la autoridad rusa y la campaña de Trump durante las elecciones del 2016.

Es en este punto donde destaca el papel de Anastasia, en agosto del 2016 subió unas fotos donde se le podía ver abrazada con Deripaska en un yate. La acción fue más allá de la foto, al poco tiempo subió un audio donde se escucha al magnate discutiendo sobre las relaciones rusas con Estados Unidos con Prikhodko.

Poco tiempo después de su arresto, Anastasia aseguró tener en su posesión más conversaciones que incluyen a alguien hablando en inglés sobre las elecciones de Estados Unidos, al parecer la clave faltante en la investigación rusa.

El miedo de Anastasia está justificado, asegura tener información crucial de un estado que últimamente se ha hecho famoso por envenenar a diplomáticos en tierras extranjeras. Los rivales de Putin misteriosamente caen como moscas y ahora tiene frente a él a una mariposa que amenaza con causar un cambio que puede hacer temblar a imperios.

Por Iván Montejo

New York Times