Deportes

Hizo caer a Dilma y ahora renunció entre lágrimas

 El hombre clave en el gobierno del presidente Michel Temer dijo entre lágrimas que sólo su apartamiento "podrá poner fin a la inestabilidad" de la cámara.

El diputado brasileño Eduardo Cunha renunció entre lágrimas este jueves a la presidencia de la cámara de Diputados, rematando una polémica gestión en la que autorizó el juicio político de Dilma Rousseff y fue acusado de cobrar sobornos multimillonarios.

"Es público y notorio que la casa (cámara de Diputados) está acéfala, fruto de un interinato bizarro, que no condice con lo que el país espera del nuevo tiempo tras la suspensión de la presidenta de la República, y solo mi renuncia podrá poner fin a esa inestabilidad", dijo el hombre clave en el gobierno del presidente Michel Temer a la prensa al leer su dimisión entre lágrimas y con la voz quebrada.

Cunha estaba suspendido desde mayo, después de que la Corte Suprema lo acusara de interferir con las investigaciones en su contra. 

Más de Deportes