San Miguel

Se le prendió fuego el auto y encima le quisieron robar

Ocurrió en San Miguel cuando el auto permanecía estacionado tras el siniestro. Mirá el video de las cámaras de seguridad.

Un hecho insólito ocurrió en San Miguel, cuando un hombre que había sufrido el incendio de su vehículo, también fue víctima de un intento de robo por parte de dos individuos que aprovecharon la situación y pretendieron huir con la rueda de auxilio del auto siniestrado. Ocurrió la semana pasada, cuando pese al intento de ayuda de la gente que pasaba por el lugar, hizo falta la intervención de los bomberos, quienes finalmente lograron controlar las llamas.

El vehículo quemado permaneció un par de horas en la intersección de Ruta 8 e Irigoin. Fue entonces cuando las cámaras de seguridad del municipio, que también habían capturado las llamas, captaron a una pareja de oportunistas que quiso robar la rueda de auxilio de la EcoSport. Un móvil de la Policía Municipal se movilizó hasta la zona y logró impedir el robo. Los dos ladrones (un hombre y una mujer), que viajaban abordo de un Volkswagen Gol, fueron detenidos.

 

24 de febrero de 2015

 

 

 

 

NOTAS RELACIONADAS

El "colorado" busca allanar el terreno del massismo
Luego de visitar a varios alcaldes massistas, se reunió con el cuestionado intendente de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino.

Más de San Miguel
Se trata de un intercambio académico entre la prestigiosa casa de estudios y la Municipalidad de San Miguel, a través del cual se analizan distintos ejes de gestión del gobierno local -resumidos en el libro-, y se discuten en clase con el aporte de alumnos y docentes.
La gestión de San Miguel como caso de estudio en la UBA
El 18 de octubre a las 17:20, un chico, vecino del Campo Tupasy en San Miguel Oeste, dio el aviso a la Bonaerense de que algo olía profundamente a podrido en la pila de bolsas de basura entre el espacio entre el paredón del complejo habitacional y la empresa de transporte de residuos Panizza, un olor que no correspondía a la pila de pañales y restos de comida en el lugar. Había una bolsa de nylon negra, grande, cubierta por un colchón de goma espuma de una plaza, pelado, sin forro.
El desprecio de los asesinos por el cuerpo de Sheila