Denunciaron que viven arriba de un prostíbulo y nada


Una pareja de vecinos del barrio de Flores denuncia que debajo de su casa en avenida Alberdi, entre avenida San Pedrito y Quirno, funciona un prostíbulo y que hicieron varias denuncias ante el Gobierno porteño sin ninguna respuesta.

Mónica y Luis se mudaron a Flores para alejarse del microcentro y vivir en un barrio más tranquilo. Cuando llegaron al lado de su casa funcionaba una heladería pero ahora en el local, ubicado en Alberdi 2908, funciona un prostíbulo, por lo que les tocan el tiembre las 24 horas preguntando por el lugar.

"Vivimos con desamparo. Yo naci acá, soy porteña, y me formé acá. Una mujer sale dos veces al día a darle plata a un recaduador. Esta es la persona que nos amenazó", contó Mónica en diálogo con C5N y su marido agregó: "Yo le dije que ibamos a hacer todo lo que pudieramos desde lo legal y él dijo ´yo voy a hacer lo necesario´".

Según la mujer, en el lugar trabajan tres mujeres, dos chicos pegando carteles y está la mujer que le entrega el dinero al recaudador. En febrero, se habría realizado un procedimiento porque había víctimas de trata en el lugar.

"El dueño del local sabe todo y el de la inmobiliaria también. Todo está documentado en la fiscalía y en la AGN. Tengo miedo de que le hagan algo a mis hijos, que incendien algo, tengo animales. El gobierno de la Ciudad dice que tiene una gestión transparente y la Agencia Gubernamental de Control es corrupta. No pueden habilitar un puterío debajo de una casa", concluyó Mónica.