Denuncian ferias ilegales que venden perros

Vecinos con "pocas pulgas" en Avellaneda y Moreno

Son puestos ilícitos que comercializan animales mestizos o robados a bajo costo. Vecinos y distintas asociaciones realizaron varias denuncias; los funcionarios “hacen la vista gorda”.
Puesto ilegal en la colectora de la Autopista Acceso Oeste en Moreno.
 Foto 1 de 4
Los principales casos se registran en la Feria Villa Dominico de Avellaneda y en los puestos clandestinos que se establecieron sobre la colectora de Acceso Oeste, a metros de su intersección con Camino del Buen Ayre, en Moreno. También están las zonas de venta en Lomas de Zamora y en Pompeya, en Capital Federal.

Allí se comercializan perros abandonados, mestizos o de raza a muy bajo costo. Se sospecha que la mayoría son robados. Los precios oscilan en promedio entre 200 y 1000 pesos, según el caso. Aunque aseguran que la oferta llega a los 20 pesos para los que no son de raza, cuando está por terminar la tarde de venta.    

Los fines de semana en el Parque Dominico, alrededor de 30 puestos se ubican ilegalmente alrededor de las dos ferias centrales que funcionan desde hace años, pero éstas están reconocidas por el Municipio, ya que los feriantes tributan sus impuestos. 

“Ahí se da todo un mercado en negro, la gente vende los perros, aunque no son de raza. Hubo muchas quejas de vecinos por las condiciones en que exponen al animal, la cuestión de la higiene y la venta en negro”, manifestó a 24CON Javier Martínez López, concejal de la Coalición Cívica de Avellaneda. Y agregó que uno de los principales problemas es que los animales que no son vendidos, son abandonados en la plaza.

Es por eso que el mes pasado presentó un informe a las entidades del Municipio para que pongan cartas en el asunto. Y aunque “tomó iniciativa, todavía no está muy en claro cómo va actuar”, reconoció López. Por su parte, la Asociación Para la Protección de Animales Callejeros (APAC) realizó conferencias y protestas en la plaza, para "frenar el maltrato que reciben las mascotas". 

A su vez, la doctora Sara Vocos Jiménez, directiva del Zoonosis, se refirió a la problemática y aseguró: “A través de carteles en la vía pública, hemos hecho una campaña de adopción para las mascotas, donde aclaramos que se pena el abandono de animales. De alguna manera decimos que no se compre un perro mestizo”, aseguró.
 
En el caso de Moreno son en total más de 25 puestos, los que además venden ilegalmente pájaros y gatos. La representante de zoonosis y vecina de Ituzaingó, Graciela Bernaccia, afirmó que “hace dos años que venimos haciendo denuncias pero no tuvimos respuesta del Municipio. Es más, nos llegaron a decir que la autopista tenía inferencia en la zona, o que los inspectores no trabajan los fines de semana. Todos hacen la vista gorda”.

También, señaló que “lo más importante de todo, es que la ley de profilaxis antirábica prohíbe la venta callejera de animales”. Aunque por otro lado repartió culpas para los compradores, y afirmó que “a la gente no le importa mucho las condiciones de salud del perro, o si no tiene vacunas”.
SIGAMOS CRECIENDO