Una "jodita" de Tinelli que casi termina en pueblada

En una isla de Corrientes pensaron que un empresario había comprado sus tierras y los desalojarían. Cuando se enteraron que era una broma se "plantaron" contra las cámaras.
Una cámara oculta preparada para el estreno de Showmatch generó angustia durante una semana entre los pobladores de Colonia Uriburu, provincia de Corrientes, cuando se esparció el rumor de que unos empresarios canadienses se habían presentado en esas tierras para comprarlas.
Isla de Apipe

Con la participación de Matías Alé y con la intención de broma solidaria, la idea de la filmación era comunicar la noticia de la supuesta compra de las tierras para después anunciar que nada de eso era cierto y que la presencia de la comitiva era para regalar una lancha y la construcción de un puerto.

Pero los pobladores de Apipé se mostraron disconformes y se negaron a participar de la grabación el día del destape de la broma y el anuncio de la obra benéfica.

“Para nosotros esto no es ningún chiste que nos digan que tenemos que desalojar el lugar donde vivimos y trabajamos desde hace décadas”, dijo una vecina al diario correntino El Litoral . La colonia, lindante con la represa binacional argentino-paraguaya de Yacyretá, no tiene luz eléctrica y menos televisiones en las casas, por lo que sus habitantes no estaban enterados de la dinámica de estas bromas. La preocupación diaria de quienes habitan esa región es la obtención del título de propiedad de las tierras que habitan y donde trabajan desde hace varias décadas.

Fue así que los pobladores se apostaron en puerto Arazá con la intención de que ninguna persona ajena al lugar desembarcara sin su autorización. Finalmente, por la tarde, llegó la comitiva de los supuestos empresarios acompañados por la intendente Mónica Romero y otro grupo de lugareños “que responden políticamente a la jefa comunal”, aseguraron vecinos al portal correntino.

Y así llegó un Matías Alé disfrazado para anunciar la compra de todos los campos de la colonia. Pero la broma ya se había confirmado por lo que los lugareños debían actuar la sorpresa ante el anuncio del chiste. Una vecina remarcó a El Litoral: “No necesitamos nada de ellos, queremos que nos respeten, ya sabemos que es una joda y por eso no dejamos que avancen ni que filmen a ninguno de nosotros porque no seremos los payasos de la televisión nacional”.

El relato de vecinos citados por el portal detalló que en el lugar no estuvieron las autoridades del pueblo ni la Policía. La lancha que llevó de regalo la producción de Tinelli habría sido entrefada a la jefa del Ejecutivo de San Antonio de Apipé, Mónica Romero. “La intendenta está en contra de los pobladores, nunca nos explicó nada y no le importa que nos hayan hecho pasar un mal momento”, subrayó una vecina.

En ese sentido, otra mujer manifestó que “es una vergüenza, la intendenta va a tener que sostener toda esta farsa” y remarcó la organización que llevan a cabo por los trámites necesarios continuar con los trámites para obtener el título de propiedad del terreno que habitan, heredado de sus ancestros.

Fuente: Notife.com