Un vidente salvadoreño predijo el terremoto

Es conocido como el "Mago Yin" y también anunció la Tercera Guerra Mundial. En diciembre adelantó la tragedia del país trasandino junto a otras calamidades. En qué se basa el "Nostradamus salvadoreño"
por
Redacción 24CON
Artículo del diario "El Día" del 31 de diciembre de 2009

“En Chile en el 2010 habrá un terremoto muy grande. Va a ser como el de Valdivia en el ‘60 y va a morir mucha gente”, manifestó a las páginas del diario El Día de Chile un mentalista desde El Salvador. Aunque la nota pasó desapercibida en esa fecha, 31 de diciembre de 2009, hoy su acierto con la realidad del país trasandino sorprende.

Se llama Efraín Barraza Estrada y es conocido como “El Mago Yin”, seguidor de un fallecido maestro Hare Krishna. Sus curiosos pronósticos para 2010 fueron publicados el último día del año pasado y hoy cobran un inquietante matiz de acierto.

El hombre afirmó en ese momento que sus predicciones aciertan en el 92 por ciento de los casos y entre sus vaticinios correspondidos con la realidad  figurarían la muerte de tres diputados hondureños, el desplome de la bolsa de Nueva York, y la victoria de Barack Obama en Estados Unidos.

Sobre Chile, el Mago Yin expresó en su momento que “lo importante no es que los chilenos se asusten sino que se preparen. Es cierto que veo destrucción en el futuro de Chile, pero eso es parte de la vida y la gente debe estar atenta”,  aconsejó.

Los otros pronósticos


Además del terremoto, en el futuro de los chilenos el “Nostradamus Salvadoreño” anunció que tendrán una destacada participación en el mundial de fútbol. “Llegarán hasta los cuartos de final, pero la copa se disputara entre Brasil y Alemania”.

A nivel de Latinoamérica, "Yin" calcula que en unos cinco años más se desatará una guerra sangrienta entre todo el continente y los Estados Unidos por el control del petróleo y el agua. “La provocará Venezuela, porque se unirá a Irán y Rusia, y será la tercera guerra mundial”, aseguró.

También se animó a vaticinar sobre el futuro de los líderes del mundo, tanto de la potencia hegemónica como de la fe. “Benedicto XVI tendrá problemas de salud, sería prudente que deje el papado, y Barack Obama sufrirá un atentado”, explicó. El tiempo dirá si se cumple alguna de las afirmaciones del Gurú.