Sociedad

Más de la mitad de los argentinos está a favor de despenalizar el aborto

Una encuesta de Gustavo Córdoba & Asociados revela además que el 37% de la sociedad está "muy a favor" del proyecto que tiene media sanción del Legislativo. Se reconoce al problema como una cuestión de salud pública.

Más de la mitad de los argentinos está a favor de la ley de despenalización del aborto. La encuesta realizada por Gustavo Córdoba & Asociados arroja un 55% de opiniones positivas a favor del proyecto de ley que ya tiene media sanción en Diputados y que se encuentra siendo tratado por el Senado.

Además, la encuesta revela que en los últimos cuatro meses aumentó la polarización de la sociedad en torno a la cuestión del aborto. Mientras en marzo casi dos de cada tres argentinos apoyaban la iniciativa, dicho sector perdió poco más de diez puntos de apoyo hacia julio.

La pérdida de apoyo se tradujo directamente al rechazo del proyecto, que en marzo contabilizaba el 29% de las opiniones y en julio creció al 41%. Sin embargo las opiniones "muy a favor del aborto" (37,4%) superan por diez puntos porcentuales a los que se encuentran en el núcleo duro de rechazo (la opción "muy en contra", que representa un 27,4%).

Para el sector que apoya el proyecto de despenalización, los dos principales argumentos son que "el aborto es un problema de salud pública" (30,3%) y que "es un derecho de la mujer" (25,3%).

Por otro lado, de los que se oponen a la iniciativa (41%) el principal argumento gira en torno a "defender a las dos vidas" (37,8%). Solo un 3,6% justifica su rechazo en convicciones religiosas.

Al segmentarse por preferencias políticas nuevamente se hace presente una grieta ideológica: seis de cada diez votantes de Daniel Scioli en el ballotage de 2015 están a favor de la despenalización del aborto, mientras que entre los votantes de Mauricio Macri la proporción se desploma a menos del 40%.

En este sentido cabe destacar que el 55% de los votantes del presidente en 2015 están en contra del proyecto de despenalización.

Más de Sociedad
El músico de 46 años asesinó de cuatro balazos a Cristian Díaz en el barrio Samoré, Villa Lugano, donde vive. "Lo maté porque era él o yo. Cualquier animal hubiera hecho lo mismo", confesó con brutalidad ante los medios cuando se entregó tras estar prófugo durante 26 horas. Pero se negó a declarar ante el juez Martín Yadarola. Detenido en Ezeiza, le podrían corresponder 25 años de prisión.
La mamá de Pity lo defiende: "Cristian no es un asesino"