RUSIA 2018

10 cosas que no deberías hacer en Rusia

 Sonreír demasiado, saludar efusivamente, hablar de política o llegar a una casa con las manos vacías no está bien visto entre los rusos.

Si vas al Mundial, no digas que no sabías, o que nadie te avisó que no debías actuar de tal manera o hablar de tal otro tema. Porque las costumbres de cada país varían, y particularmente en Rusia, hay muchos hábitos que, pese a ser normales en la Argentina, allí no son habituales, o peor, directamente son mal vistos y podrían hacerte quedar mal. Aquí, algunos consejos para no ser un pelmazo o tener problemas con la ley en el país del Mundial.

Caer en excesos de confianza

Cuando te presenten o saludes a alguien, evitá la "argentinidad" y sé discreto. En Rusia no está bien visto saludar con un abrazo, y mucho menos con un beso en la mejilla, salvo que seas amigo de esa persona; de otro modo, puede que te consideren una persona con malas intenciones o hasta pervertida.

Hablar de política o sueldos

Puede que la política sea uno de los temas centrales de toda conversación en Argentina, pero no en Rusia. Lo más probable es que si le preguntás a un ruso sobre política o sobre el gobierno, se ponga incómodo, e incluso le resulte de mala educación. Tampoco se suele preguntar la edad, y mucho menos sobre el salario: podés contarle a un ruso cuánto ganás, pero no te sorprendas si él no te responde de la misma manera; no es un tema del que les guste hablar.

Tomar alcohol en la calle

Beber alcohol en un parque, una plaza o una vereda está prohibido por ley, y las multas van de 500 a 1.500 rublos (de 8 a 25 dólares). Solo se puede beber en una casa o un sitio que cuente con licencia, y bebidas de baja graduación alcohólica (como cerveza) en cines y patios de comida, siempre que se compren en el lugar. Y si te invitan a una fiesta, no intentes seguirles el ritmo con la bebida; vas a terminar en un papelón.

Vas a ver vodka por todos lados; por las dudas, no tomes en una plaza o en la vereda (Andrey Rudakov/Bloomberg)

No ceder el asiento

En Rusia es habitual ceder el sitio a personas mayores o mujeres embarazadas o con niños en el transporte público. No hacerlo está muy mal considerado.

Cedé el asiento en transportes públicos.

Sonreír demasiado

Los rusos no sonríen por cortesía; es más, para ellos, hacerlo puede significar una falta de respeto y un exceso de confianza. Para ellos las sonrisas no son necesariamente sinceras, y pueden indicar que se oculta algo. Solo tienen esta expresión de confianza con personas a las que conocen bien, no con extraños.

Llegar a una casa con las manos vacías

Frutas, bombones, chocolates, flores, una torta, un vino, un vodka. Lo que sea, pero si te invitan a una casa rusa, no vayas sin algún presente. Está mal visto. Eso sí, aunque a muchos puedan parecerles fríos en primera instancia, cuando entrás en confianza, los rusos son muy cálidos y amistosos; grandes anfitriones

Siempre que vayas invitado a una casa rusa, llegá con algún presente.

Fumar en ciertos lugares públicos

Se puede fumar en la calle, aunque -al menos en teoría-, deberías alejarte unos 15 metros de la entrada de una estación de metro o tren. También se puede fumar, claro, en las salas especiales para fumadores (que se llaman kurilka, por el verbo kurit, "fumar"). Hay multas similares a las de los bebedores: de 500 a 1.500 rublos.

Salir sin identificación

La policía suele parar a extranjeros y pedirles una identificación o pasaporte, y tiene derecho a retener a una persona durante tres horas para determinar su identidad. Llevá siempre una identificación cuando andes por la calle, aunque sea tu DNI argentino o una fotocopia del pasaporte.

Llevá con vos al menos una fotocopia del pasaporte.

Cambiar dinero fuera de un banco

Esta norma podría aplicarse a muchos países, claro. Y también a Rusia. Si vas a cambiar plata para tener unos rublos en el bolsillo, hacelo siempre en un banco o casa de cambio oficial (suele haber en los hoteles). Puede que te ofrezcan cambiar en la calle, pero también puede que cuando vayas a pagar tu hamburguesa, te enteres de que esos billetes que te dieron no valen más que papel picado.

Tener tarjeta sin PIN

Sí, puede que suene raro, pero sucede que muchos de los cajeros de Rusia solo acepta tarjetas con código PIN. Si no lo tenés, conseguilo antes de ir. Además, los titulares de tarjetas extranjeras suelen tener un límite de extracción de los cajeros de alrededor de 7.500 rublos, o unos 120 dólares. Los rusos sí pueden sacar más dinero.

Más de RUSIA 2018