+18

Andy recordó a Débora con un picaro video juntos

El conductor compartió en sus redes una situación de "levante" que vivió con la periodista en 2004. Desde entonces, era su "amor imposible" y bromeaba con eso.

 La noticia de la repentina muerte de Débora Pérez Volpin (50) conmovió a todos. Sobre todo, a quienes la conocieron y compartieron situaciones personales y laborales con ella. Tal es el caso de Andy Kusnetzoff (47), quien desde 2004 empezó un divertido juego de seducción con la periodista que mantuvo vivo hasta estos días.

Apenas un par de horas después de la confirmación de la peor noticia, Andy compartió su dolor en las redes sociales. "Que triste lo de Debora. No lo puedo creer. Compartí su sentido del humor, charlas generacionales de la vida.... la felicité por su decisión de meterse en política. La vida es un ratito. Tristeza , mucha. Como perdemos el tiempo debatiendo pelotudeces....disfrutemos más".

Y dos días más tarde, el conductor de Perros de la calle volvió a usar sus cuentas personales para referirse a la periodista. Pero esta vez le agregó una cuota de humor. Y revivió un video que data de 2004, cuando hacía todo lo posible por conquistarla. "Es triste la realidad. Lo que pasó. Que injusto. Pero prefiero conectarme con el humor y un momento que nos divertimos mucho. 2004. Gracias Debora, hasta siempre", escribió junto con el pícaro video.

Por entonces, Andy se mostraba fascinado con la incipiente conductora de En síntesis y buscaba complicidad en compañeros de trabajo para lograr su cometido. "Si tengo cero, cero, cero posibilidad, tocate el pelo en medio de las noticias; pero si tengo un 3 por ciento de seguir ?laburando' discreto, por favor tirá la lapicera sobre la mesa", sorprendió con su pedido a Débora.

Divertida, la periodista le siguió el juego y redobló la apuesta. Primero se tocó el pelo (0% de posibilidades) en medio de una noticia, pero después dejó caer su lapicera (3% de chances) antes de mandar a un corte. Desde entonces, siempre compartieron esa anécdota y la periodista se convirtió en un "amor imposible"para el conductor.