La mentira que le plantaron a Rafita en su propio crímen

Desde el Centro Atómico Bariloche (CAB) niegan haber encontrado restos de pólvora en las manos de Rafael Nahuel. "Es una mentira, porque es un resultado que aún ni nosotros sabemos", dijeron científicos del Departamento de Caracterización de Materiales que están llevando a cabo los análisis. Otra vez, Clarín miente.

 El diario Clarín publicó ayer una nota titulada "Autopsia al mapuche muerto en Mascardi: le habrían encontrado restos de pólvora en la mano". Escrita casi en su totalidad en potencial da por sentado, poniendo en boca de los científicos, de que efectivamente hallaron restos de pólvora en las manos del joven asesinado por la espalda el pasado 25 de noviembre en Villa Mascardi, así como también en las de Fausto Jones Huala y Lautaro González que fueron detenidos al bajar el cuerpo sin vida de Rafael Nahuel.

"Aún no hemos realizado los informes técnicos porque no hemos concluido el trabajo y cuando lo terminemos tampoco vamos a saber a quién pertenece cada análisis porque nosotros no tenemos los nombres, ya que nos fueron entregados en un sobre con una numeración para que todo sea más transparente. Sólo en el juzgado saben con qué número concuerda cada nombre y de aquí no ha salido ninguna información porque simplemente no la hay. No entendemos cómo pueden publicar semejante barbaridad", informaron desde el equipo que trabaja en el análisis, aunque solicitaron no consignar sus nombres por orden judicial.

En el artículo se habla de autopsia, cuando lo que se está haciendo son análisis sobre las muestras de carbono tomadas el día que mataron a Rafael Nahuel tanto a la propia víctima como a los policía y a otros mapouches; y mencionan a científicos del Instituto Balseiro cuando los que están trabajando, desde el 29 de enero, forman parte del Centro Atómico Bariloche.

"Estamos realizando la caracterización composicional de 52 muestras de cintas de carbono de 11 personas tomadas de sujetos que presumiblemente realizaron disparos correspondiente a la causa caratulada Jones Huala, Fausto Horacio y otro sobre muerte por causa dudosa, usurpación (art.181 INC.1) y atentado agravado por más de tres personas", detallaron los científicos.

El Departamento de Caracterización de Materiales informó que entregará los datos composicionales elementales para su correcta interpretación pericial por los peritos pertinentes que el juzgado habilite. "Las mediciones no han finalizado todavía. En consecuencia el informe técnico no está aún escrito. Por lo tanto, toda información que hubiera sido consignada en algún medio de prensa es inexacta careciendo de sustento empírico", dijeron los profesionales para desmentir la falsa noticia de Clarín.

¿Operación mediática?

La información de Clarín ahora desmentida sobre este asunto comenzó el miércoles, con una nota de opinión de Eduardo van der Kooy titulada "Un halcón llamado Patricia". Destacando el trabajo de la Ministra de Seguridad y la gira que realizará por Estados Unidos en un párrafo el editorialista suscribe: "En los últimos días finalizaron varias pericias en el Instituto Balseiro, de Bariloche. De reputación técnica impecable. Allí se habría constatado la existencia de restos de pólvora en una mano de Nahuel. También en una de Facundo Jonas Huala, el hermano del líder de la RAM (Resistencia Ancestral Mapuche). Participante de aquel mismo incidente, detenido y luego liberado. En suma, habría existido una confrontación real entre ambos bandos. Aquel peritaje estaría llegando a poder del juez interviniente, Gustavo Villanueva".

Van der Kooy también comete el error de mencionarlo con que se trata del Instituto Balseiro y menciona a Facundo Jonas (sic) Huala cuando se trata de Fausto Jones Huala; refuerza la teoría del enfrentamiento armado y se anima a decir que el peritaje (cuando se trata de un análisis que aún no fue concluído) estaría llegando a las manos del juez. Como es sabido, Van der Kooy es un editorialista político, y sus fuentes habituales son miembros del gobierno o la Corte, nunca peritos ni abogados de causas judiciales "lejanas". Está claro de dónde salió la falsa información entonces.

En ambas notas de Clarín se hace referencia al caso del policía Luis Chocobar, que mató por la espalda a Luis Kukoc en La Boca, y que fuera recibido por el presidente Mauricio Macri por sugerencia de la ministra Patricia Bullrich.

Una de las abogadas de la familia de Rafael Nahuel, Julieta Wallace, dijo a Nuestras Voces que todo esto le "huele a operación mediática y política" ya que "en el expediente no hay constancia alguna de esta información". Y agregó: "salvo que ellos ya tengan ese dato y por eso quieran desviar la atención y publicar algo que tanto el Centro Atómico Bariloche como el propio juzgado han desmentido".

Wallace insistió en que "las muestras del C.A.B. son anónimas y los físicos que la realizan no tienen la identidad de las personas; por lo tanto eso desmiente categóricamente la publicación". La abogada de la querella sostuvo que están "esperando el resultado de todas las pericias, incluso la balística, de la cual estamos seguros que se va a conocer quién fue el prefecto que disparó".

Por su parte Sonia Ivanoff y Matías Schraer, los abogados defensores de Fausto Jones Huala y Lautaro González, emitieron un comunicado en el que expresaron: "Lamentamos que algunos medios de información no ejerzan correctamente el ?derecho' y sólo divulguen informaciones falsas con la intención de instalar confusión, estigmatización, prejuicio y una doctrina no compatible con los Derechos Humanos".

Los letrados confían en el trabajo que están realizando los científicos del Departamento de Caracterización de Materiales y creen que "van a entregar un completo informe técnico que deberá ser estudiado por los peritos especializados en la materia y recién ahí se podrá arribar a una conclusión". 

SIGAMOS CRECIENDO