Pinamar: luego de tres accidentes, cerraron un juego para tirarse desde 10 metros

En Pinamar se podía saltar al vacío hasta caer en un inflable desde 10 metros de altura. Se podía, claro, porque después de que tres personas se lastimaron -la última con fractura de tobillo- el juego se clausuró y sólo quedó la estructura, como si fuera una obra abandonada.

El juego estaba ubicado en un parador al sur del muelle y pertenecía a una importante empresa de telefonía celular. Había sido inaugurado este año, pero en sólo una semana, tres personas se lastimaron y la atracción se cerró.

"Elegí animarte", decía el cartel de Movistar que incitaba a los turistas a lanzarse desde balcones que arrancaba desde un metro de alto, otro de tres, de siete y el más extremo, de diez metros de altura. Los primeros días había fila para tirarse y todo aquel que se animara debía firmar una constancia de responsabilidad.

"Luego de que el martes se lastimara una persona, la empresa decidió por su cuenta cerrar la atracción. No fue clausurado. Ahora evaluamos abrir algún otro juego en el mismo lugar, vamos a evaluarlo", dijeron desde la compañía.

El problema empezó cuando aquellos corajudos que decidían saltar se empezaron a lastimar. Primero una chica de unos veintipico que se cortó la pera cuando se golpeó contra su propio cuerpo al caer. Luego un hombre que se dobló la rodilla y por último la gota que rebasó el vaso fue cuando el martes pasado otro hombre se fracturó el tobillo.

Los que participaron cuentan que la técnica para tirarse no era fácil. Había que lanzarse de una manera especial, y si en el medio del salto te movías, las consecuencias podían ser riesgosas. Por eso luego de tantos accidentes, el juego se cerró y ahora sólo quedó la estructura y la colchoneta desinflada. La novedad duró poco, menos de una semana. 

SIGAMOS CRECIENDO