Zannini, el hombre clave de la gestión kirchnerista

Carlos Zannini, el ex secretario de Legal y Técnica durante la presidencia de Cristina de Kirchner, fue detenido por la Policía Federal en Río Gallegos, a disposición del juez federal Claudio Bonadio.

 El exfuncionario, que está imputado por traición a la patria en el memorando por el que presuntamente se encubrió a los responsables iraníes del atentado a la AMIA, junto a la expresidenta y otros exfuncionarios de su administración, permanecerá detenido en la delegación local de la Policía Federal hasta la hora que sea ordenado su traslado a Buenos Aires.


Cordobés de nacimiento, Zannini, quien fue compañero de fórmula de Daniel Scioli en la carrera presidencial de 2015, es un personaje de confianza y larga data del matrimonio Kirchner.

Nació en 1954 en la localidad cordobesa de Villa Nueva, permaneció en su provincia hasta concluir la carrera de abogacía en la Universidad Nacional de Córdoba. Dos años preso durante los años de la última dictadura militar lo llevaron a buscar nuevos horizontes en el sur.

Ya en Santa Cruz, conoció a Néstor Kirchner en la unidad básica peronista El Ateneo. La relación que forjaron en esa época perduró hasta el día que murió el expresidente. Cuando Kirchner asume como intendente de Río Gallegos el ahora detenido, lo siguió como su secretario de Gobierno. Ya como gobernador, Zannini siguió a su lado, donde llegó a ocupar el cargo de presidente del Superior Tribunal de justicia de Santa Cruz.

Con la llegada de los Kirchner a Casa Rosada, se trasladó con el matrimonio a Buenos Aires para ocupar el cargo de Secretario de Legal y Técnica. Por su cargo, fue el arquitecto legal de todos los proyectos de ley importantes del kirchnerismo y decretos.

El estrecho vínculo que mantenía con Néstor se trasladó a Cristina ya fallecido el exmandatario. Es vox populi que integró, junto a Máximo Kirchner, la mesa chica del universo K y por ende con estrecho vínculo con La Cámpora.

SIGAMOS CRECIENDO