La lista de los 50 protagonistas del fútbol más odiados

Aparecen jugadores, directores técnicos y dirigentes. Ah, y hay dos argentinos muy famosos.

 Una pelota en el palo, una salvada sobre la línea, aceptar una oferta millonaria o rescatar a un club de una crisis institucional puede ser el límite entre ser ídolo o villano en el mundo del fútbol. No hay término medio. Jugadores, directores técnicos y dirigentes están expuestos a los humores de los hinchas. Y en las últimas horas directamente quedaron incinerados.

Todo empezó cuando la revista inglesa Four Four Two les propuso a sus lectores que votaran a las 50 personalidades más odiadas del fútbol. Y no se salvó nadie. Ojo, tampoco era la idea. Jugadores sucios, dirigentes escoria y entrenadores terribles eran las tres categorías propuestas. Y todos los casilleros encontraron candidatos. ¿Quiénes? Veamos...

Mourinho, otro de los hombres duros (Reuters).


El podio lo ocuparon Joseph Blatter, José Mourinho y Harald Schumacher. La presencia del ex presidente de la FIFA, lógico, tiene que ver con los escándalos por sobornos y coimas que hoy tiene en vilo a directivos de todo el planeta. Lo del técnico del Manchester United, en tanto, se relaciona con su arrogante manera de ser. Mientras que al ex arquero de la selección alemana le critican su poco tacto e interés con relacionarse con los fans.

Pero que la encuesta se haya realizado en Inglaterra no quiere decir que los argentinos hayan quedado afuera. Para nada. Si bien no integran el Top Ten de los más odiados, hay dos ex futbolistas que nacieron en estas tierras entre los 50. El primero es Diego Armando Maradona, que ocupa el puesto número 13 y al que todavía no le perdonan el gol que les convirtió con la mano de Dios en México 1986. "Fue su crimen más importante", señala la revista británica. 

Antonio Rattín, en tanto, es el otro argentino señalado. Ubicado en el puesto 34, los ingleses recuerdan el episodio durante el enfrentamiento ante la Argentina en el Mundial de 1966, en el que protestó por su expulsión sentándose en la alfombra de la Reina. Para Four Four Two, el ex Boca fue "el malvado comandante argentino".

¿Más? Hay sudamericanos, sí. El uruguayo Luis Suárez (por su mordida a Chiellini en el Mundial de Brasil) y el chileno Roberto Rojas (el arquero que simuló una lesión provocada por una bengala en 1989 jugando para su selección ante Brasil) también están incluido. Así como algunos otros cracks como Sergio Ramos y el infaltable Cristiano Ronaldo, al que se le achaca su desmedido ego y lo fanfarrón que puede ser dentro y fuera del campo de juego.

Cristiano Ronaldo junto con Pepe, dos con muy mala fama (AFP).

Si bien ocupa el puesto 46, uno de los más castigados es Pepe, el defensor portugués que jugó en el Real Madrid y actualmente está en el Besiktas de Turquía. "Es el maestro de las artes oscuras. Todo lo que está mal en el fútbol", lo definen.

SIGAMOS CRECIENDO