El pacto de confidencialidad de los peritos del caso

El juez Gustavo Lleral impuso el secreto pericial conduras penas al incumplimiento para garantizar el trabajo de los expertos

Desde que se confirmó que el cadáver hallado en el río Chubut era el de Santiago Maldonado, las versiones sobre su posible causa de muerte no dejaron de circular. Se dijo que podría haber muerto ahogado y con un cuadro de hipotermia o que alguien podría haberlo ahogado intencionalmente. Sin embargo, todos los peritos que trabajan en el caso firmaron un pacto de confidencialidad para evitar filtraciones de información a la prensa, bajo pena de incurrir en delitos por incumplimiento de los deberes de funcionarios.

El grupo de peritos está conformado por médicos forenses, antropólogos, abogados y técnicos en investigación criminal. También aportaron sus propios veedores los organismos de derechos humanos querellantes, la familia Maldonado y la Gendarmería. Todos ellos fueron convocados por el juez que interviene en la causa, Gustavo Lleral, para presentar sus informes y conclusiones sobre la causa de muerte de Mladonado el próximo 24 de noviembre. Fue Lleral el que decidió imponer el secreto pericial para garantizar el trabajo de los expertos.

Fuentes cercanas a la Gendarmería y a los organismos de derechos humanos confirmaron a NOTICIAS que todas las filtraciones que hubo hasta el momento no son oficiales y que, de haber existido, los peritos habrían cometido un delito. Por su parte, la abogada de los Maldonado, insistió en que " nadie pudo haber dado ninguna información".