Macri embarrado hasta el cuello con los "Corral Papers"

Estuvo con el intendente de Santa Fe, apuntado por hechos de corrupción, horas después del allanamiento a la municipalidad. No hubo foto ni discurso. La agenda presidencial en región centro.

 Cerca del jefe de Gabinete Marcos Peña sostienen que, para lo que resta de la campaña, los roles que asumirán el presidenteMauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal ya están definidos. Hasta que concluya el despliegue proselitista la mandataria bonaerense garantizará una presencia continua, y reiterada, en su provincia, mientras que el líder del PRO garantizará visitas diarias en la zona centro del país, con el objetivo de nacionalizar la campaña en el interior y profundizar la polarización con el kirchnerismo. Este jueves, según confiaron a Letra P en la Casa Rosada, el jefe del Estado visitará La Pampa, dentro de un raíd que podría tener "varios actos de cierre de campaña" en Córdoba, la Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Santa Fe. Sin embargo, la capital santafesina concentró este miércoles el foco de la atención presidencial con una hermética visita que buscó respaldar al intendente municipal y titular de la UCR, José Corral,envuelto en un escándalo por corrupción dentro de su propia administración. Quizás por eso el aparato de comunicación presidencial no difundió imágenes de Macri junto al radical, en una recorrida donde no hubo contacto con la prensa y que obligó al cuestionado mandatario comunal a distribuir sus propias imágenes junto al Presidente.

El espaldarazo presidencial al intendente radical comenzó a las 15 y estuvo orientado a oxigenarlo frente al creciente escándalo que atraviesa a la provincia por los llamados "Corral Papers", una investigación realizada por un consorcio de periodistas locales que demostraron, a partir de la filtración masiva de documentos municipales que demuestran el desvío de fondos públicos provenientes de la secretaría de Desarrollo Social, a cargo de Carlos Medrano. Corral es intendente de la capital provincial desde 2011, y la investigación revela que sólo en los últimos dos años la cartera social del municipio giró 210 millones de pesos a asociaciones y organizaciones compuestas por empleados del mismo municipio, entre ellos punteros políticos y barrabravas con antecedentes penales. Sólo en el último año, el programa Iniciativas Comunitarias, que es parte de los fondos sospechados, ejecutó un presupuesto de 72 millones de pesos.

En medio del escándalo, Macri desembarcó en esa ciudad y se mostró junto a Corral, pero también con el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, el secretario General de la Presidencia Fernando de Andreis y los ministros de Interior, Rogelio Frigerio y de medioambiente Sergio Bergman. El desembarco sucedió en medio de total hermetismo y un día después del allanamiento a la municipalidad santafesina que ordenó la justicia local, realizado por la Policía de Investigaciones provincial para buscar documentación vinculada a los "Corral Papers" en las áreas de Desarrollo Social, Contrataciones y Hacienda. Frigerio estuvo junto a Macri en Santa Fe dos días después de pisar Rosario para recorrer esa ciudad junto a los principales candidatos del oficialismo,en una contienda cuerpo a cuerpo con Unidad Ciudadana, que lleva a Agustín "Chivo" Rossi como principal candidato. 

Durante las incursiones policiales el oficialismo se limitó a restarle importancia al escándalo y vinculó el caso a una denuncia "impulsada por el kirchnerismo". Sin embargo Macri llegó 24 horas después, en una visita oficial estuvo concentrada con la problemática social del barrio de Barranquitas, pero sin vinculación alguna a una iniciativa municipal, sino con el programa Núcleo de Innovaciones y Desarrollo de Oportunidades (NIDO), que depende del Plan Nacional de Hábitat. Frente a instalaciones que fueron "equipadas totalmente por el Gobierno Nacional", según remarcó un comunicado, Macri visitó la "Escuela de Trabajo que es un programa del municipio de Santa Fe para que los jóvenes reciban capacitación laboral", detalló la Presidencia, que no difundió imágenes sobre la visita. En su lugar, el encargado de difundir la visita fue el aparato de prensa de Cambiemos.

 "Lo bueno de estos lugares es que los jóvenes puedan ver que hay espacios de los que se pueden apropiar, en el buen sentido de la palabra, lugares adonde se vienen a preparar, a formar, a conocer, y donde hay contención", dijo el mandatario en tono de campaña, entrevistado durante un reportaje radial que le hicieron dos alumnos del taller de comunicación de la escuela. "Todos los días me voy a dormir pensando si he hecho durante ese día de trabajo todo lo que tenía a mi alcance para ayudarlos, para que ustedes puedan crecer, puedan desarrollarse, puedan proyectar y ser felices", arengó el mandatario. Fue el único contacto periodístico que tuvo Macri en la tierra de su aliado Corral, aunque en la Casa Rosada confiaron que la visita presidencial estuvo "fortalecida" por las declaraciones del ex gobernador Carlos Bonfattique relacionó al mandatario con el genocida alemán Adolfo Hitler, cuando dijo que "el pueblo se equivocó" con Macri tal como ocurrió con el líder nazi. 

Sin decir una sola palabra sobre el escándalo, el encargado de resaltar la visita fue Corral. "Es la décimosegunda vez que el presidente Macri visita la provincia, y la quinta que nos acompaña en la ciudad desde que asumió. Su presencia marca la importancia que tiene la provincia para el gobierno nacional, y para Cambiemos como espacio político". En un comunicado difundido por la prensa santafesina de la alianza oficialista, Corral contó que habló con el jefe del Estado "de la buena campaña que está haciendo Cambiemos, recorriendo toda la provincia y llevando este mensaje de que vale la pena sumarse al cambio, que Santa Fe tiene una oportunidad inmejorable dentro de este proyecto que se está llevando adelante en el país".

Luego de la recorrida en la capital litoraleña, Macri estuvo en la ciudad entrerriana de La Paz, donde protagonizó un acto proselitista "360" que, a diferencia del encuentro junto a Corral, fue profusamente difundido por la Casa Rosada. En el Club Independiente de esa localidad, Macri estuvo rodeado por los principales candidatos de Cambiemos en esa provincia y aseguró que "lo peor ya pasó". También prometió que "ahora viene menos inflación y menos impunidad frente a la corrupción".

El Presidente volverá a protagonizar la escenografía "360°" este jueves en Santa Rosa, la capital de la provincia de La Pampa, un territorio gobernado por el peronista Carlos Verna. La cita está prevista para las 17 en el club "El Fortín" y el mandatario provincial sostuvo que "nadie se comunicó" con su administración para informarle de la visita.