Cayó un policía que escapaba tras robar 90 mil pesos

Había desvalijado una vivienda con al menos dos cómplices en la localidad de La Capilla. El detenido, que prestaba servicio en Avellaneda, fue interceptado a bordo de un Audi A1 con el dinero y objetos de las víctimas. Al ser capturado, intentó zafar diciendo que era sargento de la Bonaerense.

 Un efectivo policial que presta servicio en Avellaneda fue detenido ayer al mediodía en Florencio Varela, tras cometer una entradera con al menos dos cómplices en una vivienda de la localidad de La Capilla, en la que robaron más de 90 mil pesos, ropa y celulares, entre otros objetos personales.

Afirmando ser policías, los delincuentes sorprendieron a los dueños en la puerta de la casa, ubicada en las calles 1321 y 1334. A punta de pistola, los obligaron a ingresar y los amenazaron de muerte para que entreguen una importante suma de dinero que tenían ahorrada.

Los delincuentes, tomaron prendas de vestir de los roperos para envolver los billetes. Luego, sustrajeron celulares, otros elementos de valor y, finalmente, se llevaron la camioneta de las víctimas, una Peugeot 5008 en la que emprendieron la fuga dos de los miembros de la banda, mientras que el restante huyó con el vehículo que se movilizaban, un Audi A1.

Una vez que se fueron, el dueño de la casa logró desatarse, salió a la calle y se cruzó un móvil de la guardia urbana con el que iniciaron una persecución. La Peugeot 5008 fue localizada, pero los dos sujetos lograron escapar, mientras que el Audi fue interceptado por un patrullero en las calles Lieja y Brasil, en la zona céntrica de Florencio Varela.

Fuentes judiciales revelaron que "el delincuente viajaba solo, fue obligado a descender del coche y, en todo momento, intentó zafar diciendo que era policía". Sin embargo, los oficiales los retuvieron hasta la llegada de una de las víctimas, que lo reconoció inmediatamente. Incluso, dentro del coche hallaron más de 90 mil pesos, una campera y celulares robados, además de vestimentas de la Policía Bonaerense, armas de fuego, documentos de identidad y herramientas, entre otras cosas.

El detenido fue identificado como el sargento Pablo Ezequiel Herrera, domiciliado San Francisco Solano y perteneciente al Comando de Patrullas de la Policía Bonaerense de Avellaneda. Asimismo, confirmaron a este medio que el Audi que utilizaba no era robado, pero tenía las patentes cambiadas, por lo que investigan la propiedad del automotor.

Herrera, que inmediatamente fue desafectado de su cargo por la Auditoría de Asuntos internos del Ministerio de Seguridad, fue imputado por el delito de "Robo Agravado por el uso de arma de fuego en Poblado y en banda" y "Portación de arma de Guerra".

Investiga el caso la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 2 de Florencio Varela, a cargo de lafiscal Mariana Dongiovanni, quien este jueves por la mañana tomará declaraciones al matrimonio que sufrió la entradera.

SIGAMOS CRECIENDO