Hieren a un alumno y roban $ 400.000 recaudados

Ocurrió en el Club Hípico y de Pato Barracas al Sur, mientras un grupo del colegio San Patricio de Sarandí estaba reunido con una empresa de turismo.

 Un alumno de cuarto año del colegio San Patricio de Sarandí recibió un disparo en una de sus piernas cuando ladrones sorprendieron a un grupo de padres y adolescentes que estaban reunidos para pagar la primera cuota del viaje de egresados. El chico está fuera de peligro, en su casa y en reposo. Volverá a clases la próxima semana.

El hecho ocurrió el lunes, entre las 19.30 y 21 horas, en el Club Hípico y de Pato Barracas al Sur, ubicado en la calle Adolfo Alsina 1051, a metros del estadio de Independiente de Avellaneda.

Las familias de los chicos del colegio San Patricio se habían reunido allí para avanzar en la organización el viaje de egresados y, además, pagar la denominada Cuota Cero. El monto total de ese primer pago era de $ 4.000, aunque se podía abonar en dos partes, por lo que varios padres habían pagado $ 2.000.

"Fue realmente aterrador, porque nos tiraron al piso. Estaban muy sacados, gritando y amenazando con las armas. Algunos de nosotros fuimos con los chicos. En un momento, se escuchó un disparo. Tal vez fue para intimidar, pero un compañero de mi hijo estaba herido, empezó a gritar. Tenía un balazo en la pierna", contó uno de los padres. damnificados, que pidió reserva de identidad.

Las ladrones eran dos y se metieron en uno de los salones del club a punta de pistola, para en cuestión de minutos llevarse celulares, billeteras y llaves de autos, además del dinero recaudado, unos $ 400.000.

"Iban llevando el anticipo, tras lo cual se comienza a pagar la serie de cuotas. Se empieza a abonar con antelación. Desde hace varios años, la escuela no tiene nada que ver con los viajes. Por esa razón, la reunión no se llevó a cabo en nuestra institución, y no participamos de ninguna manera. Fue un encuentro entre las familias y la empresa. Lo que hicieron los padres fue llevar el monto de lo que se llama cuota cero, que es de 4.000 pesos, aunque se podía pagar en dos cuotas de 2.000", dijo el director del colegio, Roberto González, esta mañana a los medios.

Los investigadores creen que se trató de lo que habitualmente se conoce como una "batida". Los delincuentes habrían actuado con el dato del encuentro y del dinero que allí se estaría recaudando.

Respecto al disparo, en principio habría sido intimidatorio, con la consecuencia de la herida en la pierna del chico de 16 años, ya que ninguno de los presentes intentó defenderse o huir del lugar. "Se trata de una negociación privada entre la empresa de viajes estudiantiles, que es muy conocida, y las familias de los alumnos, aunque nos estamos solidarizando con las familias damnificadas, sobre todo con la madre y el padre del joven que resultó herido de un balazo", agregó González.

Un detalle que evidentemente diluyó más rápido la dramática situación fue que al momento del ataque ya se habían retirado la mayoría de los padres. "Por suerte, la enorme mayoría de familias y alumnos ya habían pagado, entonces no se encontraban en el lugar cuando irrumpieron los delincuentes. Sólo quedaba un grupito de padres con algunos chicos. Eran dos los sujetos, armados. Obligaron a la gente a tirarse al piso.", cerró el directivo.

SIGAMOS CRECIENDO