Elecciones 2017: Lanús y una elección espejo

por
Aurelio Nicolella

No son unas elecciones más las P.A.S.O. de agosto nilas generales de octubre de este año, son las elecciones de medio término, o legislativas, como quiera llamárselas, más importantes desde que se retornó a la senda de la democracia desde 1983, y en el ámbito local también lo son.

Es apasionante y no deja de ser interesante analizar el pago chico, Lanús; partiendo del hecho que para el Partido Justicialista que se ufanaba siempre en decir que Lanús era un bastión peronista, y que ya no lo es, porque desde hace dos años el bastión pudo ser tomado en la forma menos pensada, ganándole las elecciones, quedando hoy Lanús gobernada por Cambiemos, una alianza política que quiere mantenerse en el poder, ello hace más apasionante como dijimos la contienda electoral en estos pagos.

Así la estrategia oficialista desde un primer momento fue hacer obras, en un municipio donde siempre estuvo huérfano de ello, no descuidar la asistencia social tratando de estar con los más necesitados, un municipio que fue siempre complicado en esas dos áreas, las mismas hoy están bien administradas, sumado a que la lista de concejales oficialista es atractiva por lo multifacético de sus integrantes, apellidos muy ligados a Lanús como Quindimil, Mesias, sumado a otros menos conocidos pero con actividad comunal son la apuesta del oficialismo, veremos si le alcanza, hoy el corte de boleta beneficiaria a Grindetti,.

Mientras que la única lista opositora con chances de hacer frente al oficialismo, lleva en su mochila todavía el "karma" de haber gobernado mal los últimos ocho años y haber dejado una impresión negativa entre los lanusenses, presenta una lista de concejales dispuesta a dar batalla y tratar de comenzar a recuperar el otrora bastión perdido. El haber hecho bajar a Edgardo Depetris de diputado a luchar como escudero en las listas de concejales es una señal que da este nueve frente "Unidad Ciudadana" le va a marcar la cancha hasta 2019 al jefe comunal, es una apuesta fuerte. Además Depetris goza de buena "performance" no solo en el riñón de Unidad Ciudadana sino entre muchos vecinos de Lanús lo que lo hace conocido y un posible candidato al 2019 para querer disputarle a Grindetti el sillón de "Piñeiro" (1)

Por lo cual Lanús será la vidriera en donde se reflejara lo que queremos los argentinos a nivel nacional, los analistas políticos tendrán mucha tela para cortar y estudiar. Porque en Lanús el oficialismo tiene posibilidades de hacer una buena elección a nivel local, ya que estas votaciones locales al estar más polarizadas convienen a los candidatos de Grindetti, con corte o sin corte de boleta en una buena opción. El "cristinismo" en cambio tendrá a su favor el descontento de muchos con las políticas del gobierno nacional, lo que seguramente arrastrara votos a dicho espacio, ese voto bronca hace olvidar los 8 años de mala gestión comunal. Por lo cual estos dos frentes se lucharan entre sí los votos lanusenes, porque son losúnicos que atraerán al electorado local. Ello nadie lo duda. El resto de las fuerzas políticas están dispersadas y pueden solamente competir en las P.A.S.O., las que salten las primarias deberán remar mucho para conseguir algún asiento en el Edificio del Concejo Deliberante, aunque en política todo es posible aun lo imposible.

NOTAS:

(*) Sillón de Piñeiro: En la jerga política local en alusión al Primer Comisionado que ocupo el primer cargo ejecutivo después de la declaración de Autonomía de Lanús ya que tuvo la tarea de normalizar el distrito, Juan Ramón Piñeiro desde el 01 enero del 1945 al 16 de enero de 1946