Nuevo paro sorpresa en la Linea 60 de colectivo

Los choferes de la línea 60 resolvieron en la tarde del jueves, de manera sorpresiva, una medida de fuerza por tiempo indeterminado por falta de seguridad en el servicio más utilizado de la ciudad de Buenos Aires: lleva a 250 mil pasajeros por día en el área metropolitana.

 Los trabajadores de la línea 60 resolvieron de forma sorpresiva un paro por tiempo indeterminado del servicio en reclamo de mejores medidas de seguridad en el servicio de colectivos más utilizado de la ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires.

La nueva medida de fuerza representa un nuevo conflicto en la línea 60, convulsionada por los problemas en los últimos meses. 

El 2 de abril, la asamblea de trabajadores de la línea 60 resolvió levantar un paro lanzado para reclamar la reincorporación de 10 conductores despedidos y que duró varios días. Ya en ese momento los choferes habían amenazado con nuevas medidas de fuerza.

En aquella oportunidad, los trabajadores pedían que se levantase las 20 suspensiones en la empresa y que sean reincorporados los 10 conductores despedidos, que, de acuerdo con el líder gremial, eran "los testigos de la muerte del compañero David Ramallo", ocurrida en septiembre del año pasado cuando lo aplastó un colectivo en una rampa en la que estaba trabajando en el galpón de Barracas.