Arribas se resiste a que lo interrogue el Congreso

 El jefe de la Agencia Federal de Inteligencia Gustavo Arribas, acusado de haber cobrado sobornos por un arrepentido del Lava Jato que mantiene en vilo a Brasil, se anticipó a la casi segura convocatoria de la Comisión Bicameral de Inteligencia del Congreso. 

El titular de la ex SIDE presentó que contrademandará a su acusador, el cambista Leonardo Meirelles, presentó este viernes un escrito dirigido al presidentede ese grupo de legisladores, el senador pampeano y radical Juan Carlos Marino. 

En él, el amigo e inquilino de Mauricio Macri, insiste en que la Comisión no tiene la potestad para interrogarlo por supuestos hechos que se sucedieron en 2013, antes de que fuera funcionario. El "arrepentido" Meirelles reiteró ante el fiscal de la Procuración de Investigaciones Administrativas (PIA) Sergio Rodríguez y ante el fiscal federal Federico Delgado que habría pagado 850 mil dólares en concepto de sobornos de la constructora Odebrecht a Arribas en 10 transferencias.

 En el escrito, que aquí se publica, Arribas -enterado por trascendidos periodísticos de su inminente citación- solicita un temario a Marino y anticipa que concurrirá todas las veces que lo convoquen. Sin embargo, el jefe de la AFI considera que los legisladores que conforman la comisión no están habilitados para hacer preguntas que no estén vinculadas al desarrollo de la Inteligencia. Marino había manifestado que Arribas se equivocó en no concurrir al Congreso. 

 Arribas, que recibió el apoyo del Jefe de Estado y de la plana mayor del Gobierno, concurrió por última vez a esa Comisión el 2 de febrero pasado, luego de la publicación de un artículo del periodista Hugo Alconada Mon en La Nación que derivó en una denuncia que el juez Rodolfo Canicoba Corral terminaría cerrando. 

"En tal sentido y como usted recordará el pasado 2 de febrero concurrió a la reunió fijada en sede de esa comisión por mi propia voluntad y sin haber sido citado previamente, oportunidad en la que brindé las aclaraciones del caso en relación a diversas publicaciones de prensa y del expediente judicial formado a partir de ello, que se referían a mi persona por hechos y circunstancias aunque falsos ubicados temporalmente en fecha anterior a mi función pública", destaca Arribas en el escrito. 

 Arribas consignó que los legisladores estaban habilitados a transmitirle a la prensa su juicio sobre la reunión, pero que de ninguna manera podrían transmitirle el contenido de la misma por tratarse de una reunión secreta concerniente a Inteligencia. 

"A las pocas horas, con sorpresa se advirtió que la señora ex presidenta de la Nación (Cristina Fernandéz de Kirchner) difundía a través de su cuenta de Twitter frases textuales de mis manifestaciones volcadas en tal reunión, circunstancia por la cual, a mi criterio, se había violado el deber de reserva que la ley impone a dichos actos, situación que me llevó a formular al denuncia correspondiente que tramita el juzgado nacional en lo criminal y correccional Federal N 5, a cargo de Marcelo Martínez de Giorgi", señala el escrito. 

En efecto, la ex mandataria había publicado en su cuenta de Twitter algunas precisiones de lo que Arribas había mencionado. En aquella reunión, el jefe de la Ex SIDE señaló que la única transferencia de 70 mil dólares que admitió haber cobrado por parte de Meirelles fue por la venta de los bienes muebles. En un principio había dejado trascender que se debía a la venta de un inmueble, una justificación que hasta el presidente Macri repitió en conferencia de prensa.

Martínez de Giorgi finalmente descartó la existencia de un delito, porque entendió que las preguntas no estaban referidas a la ley de Inteligencia 25.520, que regula a la Comisión y la actividad de Arribas. Por esa razón, el titular de la AFI transmitió en el documento que le envió a Marino sus requerimientos de cara a una nueva reunión. 

"Le solicito me indique de modo fehaciente si en la convocatoria que eventualmente se efectuará se tratarán cuestiones alcanzadas por la ley 25.520 y para las cuales esa Comision Bicameral tiene plena competencia, indicando el temario que se abordará y las previsiones de seguridad y reserva que se adoptarán en dicha reunión. Adelantando desde ya que concurriré esta y cada vez que se me cite en los términos y bajo las condiciones que la propia ley prevé y establece, debiendo tomarse versión taquigráfica de lo que allí acontezca", culmina el escrito.

En el entorno de Arribas señalan que la Comisión Bicameral -que esperaba para el miércoles pasado al jefe de la AFI, aunque nunca lo citó formalmente- no tiene competencia para indagarlo sobre las presuntas coimas.

A continuación se reproduce el documento que presentó el jefe de la AFI ante Juan Carlos Marino, titular de la Comisión Bicameral de Inteligencia.