Los errores más comunes en el uso del preservativo

 Según un relevamiento reciente, solo el 14,5% lo usa siempre. Es el único método efectivo para prevenir enfermedades de transimisión sexual.

El principal error es no usarlo. Pero para una correcta protección hay que colocarlo bien. El preservativo es único método para prevenir infecciones de transmisión sexual y de los más efectivos para evitar embarazos no planificados. Sin embargo, según un reciente relevamiento realizado en nuestro país, menos del 15% lo usa siempre.

El dato corresponde a una encuesta realizada por Aids Healthcare Foundation (AHF) Argentina entre 30 mil personas de 14 provincias que se hicieron el test de VIH durante el 2016 a través de esa organización de lucha contra el sida. Los resultados fueron difundidos en coincidencia con el Día Mundial del Condón (que se celebró el lunes).

Uno de los datos más significativos es que casi todos los nuevos casos diagnosticados (96%) se produjeron por transmisión sexual, es decir, por mantener relaciones sin protección. La cifra condice con las estadísticas oficiales: de acuerdo al último Boletín sobre VIH-Sida del Ministerio de Salud, de los 6500 nuevos casos que se producen al año en el país, 9 de cada 10 se deben al no uso de preservativo.

El profiláctico es el único método para evitar el contagio del virus del sida y de otras infecciones de transmisión sexual como gonorrea, clamidia, hepatitis virales, sífilis, herpes genital, virus de papiloma humano (VPH) y Zika.

Sin embargo, el sondeo arrojó que solo el 14,5% de los consultados utilizan siempre el preservativo, el 65% en algunas oportunidades, mientras que 1 de cada 5 admitió no usarlo nunca.

"Desde el gobierno, la comunidad médica y la sociedad civil se deben reforzar las campañas de concientización, educación y difusión sobre la prevención con el uso del preservativo y la detección precoz mediante los testeos para minimizar los riesgos de transmisión", sostienen desde AHF Argentina.

"Usar siempre preservativo es tan importante como usarlo bien", fue el mensaje elegido por el Ministerio de Salud, que difundió siete errores comunes en el uso de este método de protección:

  • Olvidar apretar la punta al colocarlo: puede quedar aire y romperse.
  • Llevarlo en la billetera: la fricción puede dañar el látex.
  • No chequear la fecha de vencimiento: un preservativo vencido pierde efectividad.
  • Esperar a perder la erección para quitarlo: el preservativo puede quedar adentro.
  • Usar lubricantes a base de aceite: pueden dañar el látex. Usá siempre a base de agua.
  • Ponerse dos juntos: la fricción puede romperlos.
  • Usarlo solamente antes de eyacular: para que te proteja hay que usarlo desde el principio de la relación sexual.

Desde la AHF también recuerdan que:

  • Utilizar elementos cortantes o abrir el sobre con los dientes puede romper el preservativo. Hay que abrirlo con cuidado.
  • Debe ser usado una sola vez.
  • Tirarlo a la basura, no al inodoro.