Débora murió de una puñalada en el corazón

 El estudio del cuerpo indica que recibió seis puñaladas, pero esa fue la letal. También fue acuchillada donde tenía tatuado "Brian", el nombre de su asesino.

 Débora Natalin Díaz, la víctima del femicidio ocurrido el domingo en al localidad bonaerense de Villa Astolfi, partido de Pilar, fue asesinada de seis puñaladas, una de las cuales le perferó el corazón y ocasionó su muerte, según determinó la autopsia. 

Fuentes judiciales informaron este miércoles que la fiscal Carolina Carballido Calatayudrecibió en las últimas horas el informe preliminar de la autopsia realizada por un médico legista de la Policía Científica de San Isidro.

El forense detectó un total de seis puñaladas en la víctima: dos en el hemitórax izquierdo, una en la nuca, una en la región dorsal izquierda, una en el cuero cabelludo y otra en la región escapular derecha -parte alta de la espalda-, donde Débora tenía tatuado “Braian”, el nombre de pila de su ex pareja, ahora presa por el femicidio.

Según las fuentes judiciales consultadas, la puñalada que causó la muerte de la mujer fue la que el asesino le dio de frente, en la región mamaria izquierda, con una trayectoria ligeramente de derecha a izquierda, de arriba hacia abajo y de adelante hacia atrás.

De acurdo al informe médico, esa puñalada le perforó el ventrículo izquierdo del corazón de lado a lado y le causó un “shock hipovolémico”.

Todas las puñaladas fueron aplicadas por un mismo cuchillo monofilo del tipo Tramontinaque, si bien se aguardan pericias, sería el que fue hallado tirado en la escena del crimen.

El legista también encontró un corte superficial en el dedo pulgar de la mano izquierda de Débora -herida de defensa-, y algunas excoriaciones compatibles con golpes en el hombro derecho, el tórax, la región lumbar y el muslo izquierdo.

SIGAMOS CRECIENDO