Salvaje homicidio: prendió fuego una casa con una mujer dentro

Una humilde mujer, de 43 años, murió a raíz de las terribles quemaduras que padeció en el 80 por ciento del cuerpo, luego de que un sujeto prendiera fuego la vivienda que habitaba la víctima, como consecuencia de la violenta discusión que mantuvieron por un terreno.


Este tremendo suceso se registró en la localidad bonaerense de General Rodríguez y el individuo, que después fue detenido por las autoridades policiales, sería el propietario del citado predio, mientras que la señora habría usurpado el lugar.



El caso, que provocó enorme consternación, es investigado por los funcionarios judiciales. Los voceros revelaron que la infortunada víctima fue identificada como Norma Saavedra, de 43 años.

El hecho se produjo en un terreno situado en el cruce de Arroyo Cuchara y Arroyo Ciego, en el denominado Barrio Marabo, en el mencionado distrito, en el oeste del conurbano provincial.

De acuerdo con las versiones obtenidas por los investigadores en el escenario de la bestial tragedia, el sujeto, llamado Francisco, habría entablado una acalorada reyerta con Saavedra, ya que le exigía que abandonara el lugar, en el que la mujer habría construido un precario inmueble. Según manifestaron los informantes, el criminal habría rociado la vivienda con una sustancia combustible y de inmediato le había prendido fuego.

A raíz de este accionar de las llamas, Saavedra padeció heridas de gravedad y tuvo que ser trasladada de urgencia al Hospital Vicente López y Planes, en General Rodríguez, donde los médicos comprobaron que la mujer tenía quemadura de grado B en el 80 por ciento del cuerpo.

Momentos después la mujer falleció en el centro asistencial, a pesar de la tarea desarrollada por los facultativos. Posteriormente y basándose en los datos aportados por los habitantes del vecindario, los servidores públicos de la comisaría 1ª de General Rodríguez lograron apresar al responsable del macabro episodio, quien se encuentra a disposición de las autoridades judiciales.

​Al respecto, la gente de la zona señaló que Francisco le habría exigido a la mujer que abandonara el predio, ya que argumentaba que él era el propietario del terreno y que ella lo había usurpado. Los pesquisas policiales de la seccional procuran averiguar las veracidad de estas afirmaciones. Los habitantes del humilde vecindario, a su vez, dijeron hallarse sumamente consternados por el suceso.