La Plata: cirujano cuenta cómo hará para cambiar el sexo del GH Alejandro

Su doctor contó a 24CON cómo es el tratamiento y los problemas de la disforia de género. ¿Cuántos casos iguales atienden por año?
por
Leticia Leibelt

El momento en que Alejandro Iglesias develó a varios de sus compañeros de reality que, sexualmente hablando, era una mujer, quedará registrado sin dudas como uno de los hitos en la historia de Gran Hermano. No sólo por ser una de las confesiones más “jugadas” que se hicieron en el show a nivel mundial, sino además por instalar en el debate público un tema del que pocos sabían su existencia: el de la llamada “disforia de género”.  

El joven de 27 años oriundo de Avellaneda, bautizado como Silvia al nacer, fue expulsado por decisión del público antes de que pudiera llegar a la final, pero, aún así, no renuncia a cumplir el sueño por el que ingresó a la casa. Por el contrario, y aunque no ganó el suculento premio de 400 mil pesos que ofrece el programa, se someterá a la operación de cambio de sexo en el Hospital Ricardo Gutiérrez de La Plata, donde se trataba desde antes de ser elegido como el “participante 19” de GH.

“Alejandro se arrimó al hospital hace un par de años y, junto con el servicio de psicología, lo fuimos preparando para la intervención, como hacemos en todos los casos de este tipo. Más allá de que ahora sea una figura pública, no va a abandonar su decisión de hacerlo”, señaló a 24CON César Fidalgo, jefe de urología del centro de salud, que se encarga de llevar a cabo estas operaciones con su equipo médico. El mismo Alejandro confesó en varias entrevistas que, antes de entrar al reality, perseguía a Fidalgo por los pasillos del nosocomio para aclarar todas las dudas sobre el tratamiento.   

El doctor explica que los pacientes con disforia de género “se comportan y piensan de forma opuesta a su sexo cromosómico”. Por eso, los que eligen operarse no se arrepienten en medio del proceso, ya que “no coincidiría con su pensamiento. No se van a sentir bien hasta que el espejo les devuelva lo que ellos quieren ver”.  Normalmente, empiezan a sentir que su cuerpo no es el que desean “a los 4 o 5 años, cuando todavía no tienen conciencia de lo que sucede”. 

El doctor César Fidalgo atiende a Alejandro hace dos años.

El Gutiérrez de La Plata comenzó a realizar las cirugías de cambio de sexo en 1997, y era el único hospital público de Argentina que lo hacía (ahora hay otros, como el Durand de Buenos Aires, que se inició en 2006). En el resto del mundo, estos procedimientos se realizaban desde la década del ’30: Marruecos fue uno de los países pioneros, junto con algunas zonas de Europa.

Actualmente, el hospital atiende por año unas 24 consultas de personas que quieren pasar del sexo masculino al femenino, y sólo 6 de casos opuestos, como el de Alejandro. “La diferencia también es de casi 4 a 1 en las estadísticas a nivel internacional”, asegura Fidalgo.

La hora de la verdad

Cuando la transformación se ponga en marcha, el participante de GH no deberá afrontar una, sino tres cirugías de aproximadamente dos horas y media cada una, y con meses de diferencia entre ellas. Primero, “se hace una mastectomía bilateral, es decir, se extraen las mamas para lograr un tórax de aspecto masculino”. Esto es lo que más preocupaba al jugador dentro de la casa, por lo que no se animaba a sacarse la remera en la pileta, para no exponer sus pechos que, aunque están reducidos por la ingesta de hormonas, todavía se le notan.  

La segunda operación consiste en  “extraer el útero, los ovarios y la vagina y, con tejidos abdominales, hacer un ‘neopene’. Además, se utilizan los labios mayores de la vagina para simular los testículos y el escroto”.
Hospital Zonal General Ricardo Gutiérrez de La Plata

Finalmente, en el tercer turno se coloca una prótesis peneana en el lugar donde hasta el momento estaba el “neopene”, para que el paciente pueda sentir y mantener relaciones sexuales como un hombre.  “El peligro es el mismo de cualquier cirugía mayor pero, como son tres intervenciones, aumenta el riesgo con respecto a quienes cambian de hombre a mujer, que sólo necesitan una”, indica el doctor.

El tema de la prótesis inició en los programas de espectáculos un debate aparte porque, aunque el procedimiento quirúrgico es gratuito, el pene que se coloca cuesta unos ocho mil dólares (32 mil pesos) y este dinero no lo cubren las obras sociales.

“El trámite para conseguir que las prepagas se hagan cargo es muy largo y, finalmente, obtenemos rechazos”, explica Fidalgo, en base a experiencias anteriores. Si bien esto puede considerarse una forma de discriminación, el asunto es más complejo. A raíz de su condición, que los lleva a atravesar duras experiencias de vida, los disfóricos “primero están discriminados desde sus propias familias y su propio entorno social, al sentirse disconformes con sus propia figura y no aceptarse a sí mismos”, aclara.

 Si bien, desde que se conoció la historia de Alejandro, las consultas para cambiar de sexo no aumentaron considerablemente en el hospital platense, el urólogo destaca lo “positivo” de que, gracias a su salto a la fama, “se difunda de una forma clara que este tema existe y que se busquen soluciones en lo económico, para que puedan acceder a las prótesis; en lo medico,  para capacitar profesionales;  y en lo jurídico, para que los jueces autoricen estas operaciones”.

Con respecto a este último punto, también reconoce como importantes todas las políticas de inclusión que se adoptaron en el país, como el matrimonio homosexual y los fallos judiciales a favor de que travestis y transexuales cambien su nombre en sus DNI. “Cualquier medida que avance en el trato igualitario es bienvenida”, dice, en nombre de su equipo de profesionales.

2Comentarios
El negro Pablo
8 de Abril de 2011 17:53
eh y y se le para la chota despues al pibe? explican gilada loco, , que dicen q le ponen una protesis y con la neochota se puede garchar posta? hay que jodidos que estan estos locos chabon
el blanco juan
19 de Abril de 2011 22:17
y negro pablo, fijate, busca el telefono y llamalo despues, prestale la cola y te vas a dar cuenta
Herramientas
ImprimirEnviar por mailLetra
Redes sociales
Comentá esta nota:
Fue a nadar al Río de La Plata y lo "tragó" el agua
Se metió con su novia y un amigo, pero no pudo salir. Lo encontraron sin vida dos días después.
Encadenaron el cajero a un auto y quisieron arrancarlo
Un grupo de delincuentes quiso sacarlo durante la madrugada, pero fracasó en el intento.